Epidemia de cólera en Yemen, según Unicef

Referencial
Referencial - www.noticiasmvs.com

Una epidemia de cólera se ha desatado en Yemen, cuyo sistema de salud se ha visto muy empeorado por la guerra civil del país, anunció el viernes la oficina de Unicef en Saná citando a autoridades sanitarias yemenitas.

"Las autoridades sanitarias anunciaron que se han confirmado casos de cólera en la capital, Saná, mientras que hay otros [casos] sospechosos en la ciudad de Taez (suroeste)", precisó el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en un comunicado.

La agencia de la ONU agregó que estaba trabajando con sus socios para "establecer la amplitud exacta de la epidemia" confirmada el jueves por las autoridades yemenitas, según dijo.

"Los niños están expuestos a un riesgo particularmente alto si la actual epidemia de cólera no es contenida urgentemente, aún más teniendo en cuenta que el sistema de salud de Yemen está hundido con la continuación del conflicto" armado, avisó el representante de Unicef en Yemen, Julien Harneis.

"Si no son tratados, los casos graves de cólera pueden matar hasta al 15% de las personas afectadas en unas horas", según el comunicado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) precisó, citando al Ministerio de Salud yemenita, que ocho casos de cólera, que implicaban en su mayoría a niños, habían sido detectados en un barrio de Saná y que estaban siendo tratados por deshidratación aguda en una "sección aislada" del hospital Al Sabiine de la capital.

"La escasez de agua potable limpia ha agravado la situación sanitaria, ya degradada en Yemen, provocando un aumento significativo de los casos de diarrea aguda, en particular entre los desplazados del interior del país", afectando a "más de tres millones de personas", indicó la OMS en un comunicado.

Los servicios de salud se han visto muy afectados por la guerra en Yemen, que dura ya más 18 meses entre los rebeldes chiitas hutíes y las fuerzas progubernamentales.

El conflicto, que ha generado una grave crisis humanitaria, ha dejado más de 6.700 muertos y al menos tres millones de civiles desplazados, según la ONU.