Entrevista: “La oposición está en un pico bajo”, según Alfonso Marquina

Alfonso Marquina, diputado a la Asamblea Nacional
Alfonso Marquina, diputado a la Asamblea Nacional - Cortesía / Referencial

Solo con condiciones mínimas, la oposición venezolana iría a elecciones. Así lo sostiene firmemente el jefe de fracción de la bancada adversaria al Gobierno y exvicepresidente de la Asamblea Nacional, Alfonso Marquina en entrevista con Globovisión. Dos cosas son claves, dice, una es la presencia de observadores internacionales y la otra, la eliminación de los puntos rojos como mecanismo “de chantaje”, afirmó.

Reconoce que la oposición ahora mismo no está en su pico más alto, todo lo contrario. Sin embargo, explica el parlamentario que “es una situación temporal, que es normal cuando estos procesos se hacen tan largos, pero eso no significa que perdiste la confianza”. “Estamos en un momento de desmovilización, de desmoralización y hay un problema más grave y es que hay muchos venezolanos que están en modo de sobrevivencia, la crisis social y económica ha sido muy severa”.

En el contexto del sexto año con decrecimiento económico, Venezuela sigue en un proceso de dolarización que, a su juicio, profundiza el caos financiero. Ve con preocupación que siga incentivando la importación mientras que la producción nacional sigue a la baja y sin inyección. Pide a la población no criminalizar el concepto de la negociación, “hasta las guerras terminan en negociación”, recalcó.

- ¿Qué espera usted de Juan Guaidó con su regreso a Caracas?

- (…)Vamos a seguir en la lucha (…) se han rectificado muchas cosas y se seguirán rectificando, se seguirán intentando, siempre hemos dicho que todas las opciones están sobre la mesa, ninguna es excluyente y en esto debo insistir. Hay gente que por ejemplo ha salido a protestar y se activa el país, pero de repente nos vamos a sentar en una mesa de negociación y ¡ayyy! no sigo protestando porque ya están negociando dicen algunos (…).

- Se ha criminalizado la palabra negociación en Venezuela…

- Pero es un error porque a lo mejor ellos mismos (Gobierno) montan esa campaña y la gente termina cayendo en esa trampa, las negociaciones son efectivas cuando mayor presión de calle haya, entonces lejos de excluir una estrategia de la otra, se complementan, tú no puedes estar toda una vida protestando sin hacer una negociación, hasta las guerras terminan en una negociación donde el que gana pone sus condiciones y el que pierde también.

En este caso, las luchas de calle tienen que tener negociación porque (…) si estos señores (Gobierno) no ven a un pueblo molesto y reclamando, nunca van a dar nada, incluso hay quienes te dicen que la comunidad internacional va a resolver el problema, no, solo va a ayudar a resolverlo, pero el problema lo tenemos que resolver los venezolanos. Me preocupa un país desanimado (…).

- ¿Ha perdido la gente confianza en la oposición venezolana?

- Yo creo que hay situaciones de desaliento, de desanimo, estas luchas cuando se hacen tan largas tienen sus picos, picos muy elevados y también picos muy bajos, eso es lo normal, hay momentos en los que la gente se siente desanimada, que pierde la esperanza y al perder la esperanza pierden la confianza, hay eventos que hacen que la gente tenga desesperanza, decir que perdieron la confianza yo no lo creo.

-Sin embargo las últimas convocatorias de la oposición no han tenido el mismo arrope del inicio de 2019…

-Es porque estamos en unos de esos picos bajos.

-¿Está la oposición en un pico bajo?

Sí claro, pero yo te voy a decir una cosa en diciembre, por ejemplo de 2018, quién daba medio por la oposición, y en enero de 2019 qué pasó, lo que quiero decir con esto es que es una situación temporal, que es normal cuando estos procesos se hacen tan largos, pero eso significa que perdiste la confianza (…) Disculpa la simpleza del ejemplo que voy a poner, pero quiero que la gente que me escuche lo entienda, tú en un momento determinado determinaste que habrías dejado de querer a tu mamá cuando estabas brava porque no te dejó ir a una fiesta, pero eso es una gran mentira porque era lo expresabas en un momento de frustración porque no fuiste a la fiesta, entonces es un problema normal desde el punto de vista sociológico.

Estamos en un momento de desmovilización, de desmoralización y hay un problema más grave y es que hay muchos venezolanos que están en modo de sobrevivencia, la crisis social y económica ha sido muy severa (…) yo tengo lideres comprometidos y muchas veces queremos hacer un recorrido casa por casa y dicen ‘oye Marquina hoy no puedo porque llega el camión del gas y llevo 15 días cocinando a leña’. ¿Debo creer yo que él se desanimó y está bravo con nosotros, no, hay una parte humana de él y eso hay que entenderlo. Todas estas cosas y muchas otras hacen que un país un día tenga altas y otras bajas, efectivamente estamos en una de esas bajas.



- En esa baja en la que se encuentra la oposición cabe el análisis para la participación, este año hay elecciones parlamentarias…

- La oposición nunca ha abandonado el camino electoral, lo que la oposición no ha hecho es convalidar fraudes, son dos cosas distintas, tengo 54 años de edad, y 40 y tantos años en la política, para uno las elecciones eran una fiesta,, un motivo. Muchísimas cosas han cambiado desde 2015 cuando ganamos la AN, no tenías una Asamblea Nacional Constituyente y unos tribunales exprés que hacían lo que querían y sacando de juego incluso a los partidos políticos.

En 2015 no tenias esos mecanismos perversos sociales como el Clap y el carnet de la patria, que los ponen ahora en los puntos electorales para el chantaje, no teníamos una cantidad de cosas, en el 2015 había un momento de desanimo electoral y la razón fundamental era y la gente lo decía, y es que había fraude electoral por ventajismo pero que el principal problema por el que no ganábamos era porque no estábamos unidos.

-¿Qué ha solicitado la oposición para ir a elecciones?

- Las mínimas garantías. Un Consejo Nacional Electoral imparcial, que quiten el control social en el acto electoral, no es que estoy diciendo que eliminen los programas sociales, que se respetan las normas de juego. Que haya observación internacional.

- Y esto no se acordó el año pasado en las mesas de negociación en Noruega, con la Unión Europea…

- Esos acuerdos el gobierno los ofrece y no los cumple. En 2018 Henry Falcón participó y creyendo en la buena fe de ellos, la verdad no sé, ya se lo acababan de hacer en Lara cuando le robaron la gobernación, pero bueno él fue bajo la promesa que no habría puntos rojo ni migraciones fraudulentas, y qué pasó el 20 de mayo en la noche, desconoció los resultados y dijo que hubo fraude (…).

Yo quiero ir a elecciones, pero en las que ese voto decida y se respete la decisión en este caso de Venezuela, en 2015 logramos la unidad perfecta y ganamos, qué pasó luego, pues sacaron 62 sentencias, declararon el desacato de la Asamblea Nacional, tuvieron que inventarse una constituyente fraudulenta, ¿a eso se llama el derecho a elegir? (…) lo que si no vamos a hacer más nunca es convalidarles los fraudes.

- ¿Van a pelear condiciones?

- Hay que pelear condiciones y hay que tener garantías con observadores imparciales, no con el club de amigos que nos traen aquí, pero tú les dices trae a la comunidad europea que tiene a los mejores en observación electoral internacional y eso no pueden venir. Como es que cambian 200 mil electores en Miranda dos días antes de las elecciones, ¿eso es elección? Pero previamente inhabilita a los candidatos posibles que garantizaban el triunfo (…) Si el gobierno sigue por el camino que va, aquí no habrán elecciones sino un nuevo fraude electoral, ya lo empiezan a mostrar.

- El dirigente y excandidato presidencial, Henrique Capriles, viene diciendo que hay que cambiar la estrategia en la oposición, ha dicho que hay que pelear las condiciones e ir a elecciones. ¿Usted qué opina?

- Se lo he escuchado, es un compañero de partido, me ha dicho que hay que pelear las condiciones, pero tú no puedes decir abiertamente voy a elecciones cuando un gobierno te quiere confiscar partidos, cuando te sigue inhabilitando gente, te sigue judicializando la política, lo primero que hay que hacer es garantizar las condiciones para ir, explicarle a los venezolanos, sería ingenuo pensar que tendremos las elecciones ideales pero sí que te de las garantías mínimas. 

-Si la oposición no va perdería como en 2005 los curules de la AN…

La presidencia también era importante, quienes son los que más han perdido, tú has perdido no porque la AN designó a Juan Guaidó, aquí el único responsable de la crisis del país son estos 20 años de gobierno. También ha habido errores en la oposición, claro, no tenemos un manual que diga cómo enfrentar a este régimen, esto no es una dictadura tradicional (…) aquí se habla de lo peor de todos los mundos. No es tan sencillo, no es fácil. Hay una complejidad muy grande (…).

-En materia económica, ¿en qué dirección ve al país este año?

- La dolarización lo que está es profundizando, acrecentando las desigualdades en este país, y tú dices que ves productos, que ya no hay escasez, pero la realidad es que lamentablemente este gobierno acabó con el aparato productivo venezolano, en el pasado podías tener gobierno buenos o malos, adecos o copeyanos, pero si trabajabas y te esforzabas salías adelante (…)

Ya estamos en el sexto año con decrecimiento económico, pero además acabas con el apalancamiento financiero, es decir, se inventaron un encaje legal confiscatorio y los bancos ahora no te pueden prestar dinero, ni a las empresas para seguir produciendo o para el mantenimiento, pero ni siquiera un venezolano puede tener una tarjeta de crédito para poder financiar gastos, todas las políticas son de contracción a la economía, liquidación de la producción nacional. No están matando el capital, el capital se va para cualquier otra parte, a quien estás matando es al pueblo porque cuando una empresa cierra en Venezuela y se instala en Colombia u otro país, quienes están quedando desempleados son los venezolanos, entonces se prefiere importar (…) aquí lo que hay es un gobierno que genera pobreza.

- ¿El gobierno ha admitido la dolarización, ha prometido el Petro y recién lanzó medidas tributarias? ¿Cómo ve usted esta dinámica?

- El 75% de la población no gana en dólares ni recibe remesas, no hay sueldos en dólares, acaban de inventar ahora un impuesto al valor agregado a las compras en dólares de 25%, el más alto del mundo, y dice que va a pechar al consumidor, pero resulta que a esos bodegones que existen los exoneraste del pago de los aranceles y por cierto son productos importados en su mayoría de Estados Unidos y ellos dicen que hay bloqueo económico. Esos bodegones e importadores no están pagando impuestos, pero el que lo consume, el pueblo llano que recibe una remesa de 100 o 200 de un familiar que se tuvo que ir en la diáspora, tu le quieres confiscar el 25% de eso. Muy lamentable.

“La situación del interior es muy dramática, o el gobierno le tiene miedo a Caracas porque es una gran generadora de opinión pública o sencillamente desprecia al resto de los estados del país. Caracas es una burbuja, aquí salvo dos o tres crisis que se han presentado con el combustible, aquí siempre echas gasolina, anda al Zulia o a Lara, en Barquisimeto te echas cinco y seis horas, aquí casi nunca te cortan la luz (…) el agua llega, hay transporte, aquí se concentran unos servicios que te permiten mantener los negocios abiertos (…)a Caracas la mantienen como una burbuja porque es quizás la vitrina al mundo, aquí viene alguien y pasea por Las Mercedes y dice que no hay crisis en Venezuela y la verdad es que l 60% del parque automotor está parado (…)”.

- Ya pasó más de un mes de los hechos del 5 de enero con la instalación de la Asamblea Nacional y la oposición sigue sin acudir al Parlamento. ¿Tienen nuevas fracturas por esta situación?

- Lo sucedido el 5 de enero lejos de favorecer al régimen o perjudicar a la oposición, es todo lo contrario, el gran perdedor ha sido Nicolás Maduro que terminó de deslegitimarse ante el mundo, incluso los hechos del 5 de enero fueron rechazados hasta por aliados históricos del gobierno de Maduro, México, Uruguay (…) así que ellos tomaron un camino que fue el asalto a la Asamblea Nacional y la imposición de una junta directiva sin tener los votos (…) se siguen cometiendo errores tras errores, persecuciones a diputados, amenazas (…).

- La oposición ha afirmado que no es problema dejar de sesionar en la sede del Poder Legislativo… Sin embargo, la Asamblea Nacional como estructura física, por cuatro años consecutivos, se convirtió en el espacio simbólico y el epicentro del debate político para la oposición y ahora se reúnen en sitios como plazas. ¿Usted aprueba esa fórmula?

- El Palacio Legislativo es un símbolo pero el Parlamento no es el Palacio, la Asamblea Nacional son sus diputados, queda más que demostrado que de este lado hay más de 100 diputados que votaron y que tenían derecho a voto, hay 127 entre principales y suplentes que están apoyando y acompañando a la directiva encabezada por Juan Guaidó, pero efectivamente de alguna manera esto ha creado incomodidades,, el régimen en esa intención de extinguir esa llama democrática que representa la Asamblea Nacional ha recurrido a las amenazas, a confiscarle bienes a diputados, a mantener una persecución con la policía política, han amenazado a hoteles, más del 85% de los diputados no son residentes en Caracas porque representan a los distintos estados del país y cada día tienen mayores dificultades para conseguir hospedaje en Caracas(…). 

También tenemos dificultades con los boletos aéreos, con el traslado por tierra, pero eso lejos de desmotivar a los diputados más bien ha fortalecido el compromiso que tenemos y mantener esa Asamblea Nacional como único poder legítimo de Venezuela (…).

Usted asegura que habían los votos el 5 de enero para reelegir a Guaidó…

- Hay un contexto que explicar (…) ese día hubo tres cercos militares, el primero tenía a la Guardia Nacional y pedía la credencial al diputado pero estaba operando como una especie de satélite como en los procesos electorales y los militares verificaban e iban informando cuántos diputados iban pasando con derecho a voto, incluso tenemos grabaciones, además colocaron inhibidores de señal, no podíamos comunicarnos.

- ¿Usted entró al Parlamento el 5 de enero?

- No. Yo no pude entrar. Yo soy uno de los 27 diputados que quedamos afuera junto con Juan Guaidó. Un militar le dijo y no sé a quién que iban más de 80 diputados, entonces en el segundo cerco dieron la orden que no dejaran pasar a los últimos y en eso veníamos 27 parlamentarios con Guaidó y fue cuando hubo forcejeo, empujones, logramos pasar pero cuando llegamos al tercero fueron las imágenes que vio el mundo (…) fue una acción militar que impidió que la inmensa mayoría entráramos.

Ahora bien, si entraron algunos diputados, pero ellos no sabían dentro de la Cámara lo que estaba ocurriendo afuera porque no había forma de comunicarse (…) y nosotros afuera no sabíamos qué pasaba adentro, no se tomó lista, entonces ellos hablan de un quórum que nunca fue verificado (…) lo primero que se hace cuando uno entra al hemiciclo es firmar la lista. No hubo el quórum reglamentario (…) se violó la Constitución y el reglamento (…).

- ¿Usted presentó un audio donde supuestamente se le sobornaba desde el Gobierno buscando comprar su voto? Por qué no lo presentó antes del 5 de enero…

- Porque lo importante era preservar a los diputados y eso era lo que teníamos que hacer, yo presentarlo antes era exponerme no solo yo sino a mi familia y a muchos diputados a los cuales les dijimos ‘mira hazte el loco, si te llaman no contesten, gana tiempo, guárdate, visita familiares’. Nosotros tuvimos que traer a algunos diputados el 1 y 2 de enero para evitar riesgos (…) el objetivo era conservar la mayoría parlamentaria y así fuimos operando todas las organizaciones políticas para garantizar la integridad física (…) Yo no tengo escoltas, llevamos cuatro años sin sueldo, medianamente uno con sus ahorros, vendiendo uno que otro activo hemos logrado sobrevivir estos cuatros años, pero eso no me da para tener chofer, carro blindado, escoltas, a mi me montaron una campaña de amenazas en las redes contra mis hijos, también se tiene que ver la parte humana de los diputados.

¿Estaba al tanto la oposición sobre la gira internacional que emprendería Guaidó?

- Hay cosas que se pueden hacer públicas y hay otras que no y se tienen que manejar de manera reservada, lo importante aquí es que todos tengamos confianza (…) Yo no lo sabía, yo no estoy en el G4, hay informaciones que se manejan a un nivel, a otro nivel. Corresponde saber que en estos momentos hay un joven (Guaidó), que hay partidos que han demostrado compromiso, que han hecho sacrificios enormes para restablecer la democracia a y que no podemos ceder a esas campañas de guerra sucia que montan a través de las redes. Tenemos que tener confianza unos a otros (…) hay 100 diputados que no se vendieron y que apuestan al país, a la ética y la moral.



- Hablando de ética y moral. Hay señalamientos contra el líder opositor, Juan Guaidó, sobre el manejo de recursos recibidos para ayuda humanitaria en Venezuela, ustedes saben cuánto dinero es, hay auditoría, controles, registro…

- Hay que diferenciar las cosas. Muchos países han dicho que entregaron ayuda humanitaria, mayormente en especies, cientos de venezolanos cruzan a Cúcuta para recibir tratamientos médicos, eso es ayuda humanitaria, lo que quiero decir con esto es que cuando se habla de unos montos no hay un solo dólar que haya recibido la Asamblea Nacional o Juan Guaidó de manera directa. Todos esos (recursos) vienen al pueblo de Venezuela e incluso las propias ONG’s manejan esos recursos de los países que lo autorizan, y son esos países los que auditan esos recursos, porque si tienen controles y supervisión de los fondos públicos, no creas que Estados Unidos, la comunidad europea, Colombia, van a entregarte el dinero para que tú los manejes, lo manejan ellos y auditan permanentemente esos recursos.

Aquí se ha dicho que hasta los 100 millones de dólares que se recogieron en el concierto de Cúcuta nosotros no los robamos, salió el organizador del concierto en la frontera y dijo: ‘señores es mentira, ni siquiera los hemos entregado porque ese dinero está en una fundación que se creó para tal fin y para cuando Venezuela permita que entre la ayuda humanitaria esa fundación irá a Venezuela va a ver cómo materializa esa ayuda’.

- Usted salvó el voto en nombre de Primero Justicia en la sesión en la que Guaidó aprobó la creación del fondo especial de litigios para el uso de hasta 20 millones de dólares. ¿La decisión estuvo en medio de la polémica por las denuncias que hay de supuesta corrupción, fue por eso?

- Nada tiene que ver. Yo salvé un voto porque hay que ponerle mayores controles a los recursos que manejemos, eso es apropósito de la cultura de quienes manejan y a su vez asumen que sus funciones públicas es manejar los recursos del pueblo de Venezuela. Mientras más transparente sea ese manejo, pues mayor es la confianza que generamos en la gente. Al pedir controles yo no estoy diciendo que haya un hecho irregular, estoy diciendo que mientras mayor control mayor confianza en la gente.

Se designó luego lo que yo pedí, una comisión técnica porque efectivamente el procurador tiene que contratar abogados porque son más de 50 litigios contra la República y tú qué ¿vas a dejar que se pierdan esos activos porque son lamentablemente el producto de las malas prácticas del gobierno de Maduro?, todos esos juicios están porque tenemos tres años en impagos, hay deudas por bonos, por confiscaciones, hay una cantidad de demandantes, hay que defendernos.

- (…) Una comisión técnica debe autorizar previamente todos los gastos en el caso del fondo de litigios, esa comisión debe conocer previamente cuál es la estrategia judicial, cuáles son los litigios que serán cubiertos con esos recursos, cuáles son los bufetes que se van a contratar y por qué y, por supuesto rendir cuentas posteriormente (…).

Y en el caso de la ayuda humanitaria, hay denuncias…

- Toda investigación debe hacerse, pero no bajo el tinte de sacar un provecho a un político, de generar mentiras, falsos supuesto o simulación de hechos punibles con la intención de judicializar a la política y mucho menos a los políticos porque en definitiva eso deteriora la credibilidad de todos los venezolanos en la clase política, cuando Henrique Capriles era gobernador, los chavistas planteaban investigaciones contra él y Capriles, aparte de ser amigo en lo personal, era un funcionario público y gobernante de un estado importante y que hacíamos nosotros, apoyábamos que se abriera la investigación, quien no la debe no la teme, si hubiese manejado indebidamente los recursos ya lo tendrían tras las rejas, pero no pudieron demostrar hechos de irregularidad, nunca hemos negado investigaciones.

Pero yo sé por dónde viene esta pregunta. Se señalaron a algunos funcionarios abonares del gobierno de Guaidó de unos supuestos manejos irregulares de recursos privados que se dieron para mantener hoteles y alimentación de un grupo de militares y qué hizo nuestro embajador en ese momento, acudió a la fiscalía colombiana, ese delito si es que se cometió o se estaba cometiendo en territorio colombiano, y nosotros no podemos influir en una investigación que hagan esos órganos de poderes públicos colombianos.

Pero él lo pidió y Juan Guaidó en la AN ratificó, mandó y solicitó que se investigaran las responsabilidades sí es que existían y que les cayera todo el peso de la ley. Ojalá en Venezuela hubiéramos tenido gobiernos en estos 20 años que hubiesen hechos esas investigaciones. Nosotros bastante que denunciamos la corrupción de Rafael Ramírez y qué hicieron, nada. Lo protegieron y ahora como están peleados si le dicen ladrón, pero él acabó con la industria petrolera, lo mismo hicimos con el sector eléctrico, el de salud (…) a la señora Sader cuántas veces la protegió el gobierno (…).

(…)Nosotros no podemos controlar ni auditar recursos que no hemos recibido, que un país apruebe una cantidad de recursos para el apoyo institucional en Venezuela, para recuperar la democracia y llegue la ayuda humanitaria, per o lo manejan ellos mismos, no hay desembolsos reales, como tú puedes auditarte por unos recursos que no has recibido. Muchos recursos se han utilizado en la diáspora venezolana, hay que ser bien tonto para creerle al gobierno, en el supuesto negado que los hubiesen entregado a la AN y a Guaidó, entonces por qué los países no han parado los recursos para ayudar a Venezuela y más bien están aprobando nuevos recursos porque hay más 5 millones de venezolanos afuera.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.