En Fotos| Frida Kahlo, una peculiar mirada surrealista del siglo XX

Frida Kahlo
Frida Kahlo - Referencial

Frida Kahlo, mujer de característica figura y peculiar mirada, cuyo nombre evoca imágenes del surrealismo mexicano –aunque ella siempre lo negara–, nació el 6 de julio de 1907 en el seno de una familia de artistas en la que nadie podía imaginar que Frida acabaría convirtiéndose en una de las pintoras más famosas de la historia.

Con una particular imagen hecha a sí misma, la pintora mexicana de ascendencia alemana se convirtió en un símbolo nacional asociado al feminismo, la autosuperación y el genio artístico. Tuvo una existencia marcada por un grave accidente y una enfermedad de juventud que dejaron una huella indeleble en su vigoroso y apasionado carácter.


Además de una poliomielitis que le dejó secuelas de por vida, Frida Kahlo sufrió un terrible accidente cuando el autobús en el que viajaba fue arrollado por un tranvía. Pasó por hasta 32 operaciones que la obligaron a permanecer postrada durante tres meses. Aún así, aprovechó este tiempo para pintar sus primeros autorretratos ayudada por un caballete especial.


Una de las grandes influencias de la pintora mexicana fueron las ideas nacionalistas que se extendían por el país. Esto daría forma a su personaje, pues siempre se presentaba ataviada con trajes, peinados y joyas tradicionales de estilo precolombino. Pintado en 1938, en este Autorretrato con monos aparece rodeada de animales y vegetación selvática.


Tras empezar a frecuentar las reuniones del Partido Comunista de México, Frida conoció a Diego Rivera, su futuro marido. Instalados en la llamada "Casa Azul" de Coyoacán, esta tormentosa e intensa relación pasó por un sinfín de crisis de pareja provocadas por infidelidades y divorcios, aunque también con un gran protagonismo del arte y el amor.


Frida Kahlo murió el 13 de julio de 1954 después de dos intentos de suicidio. Había pedido expresamente que su cuerpo no fuera enterrado, ya que consideraba que había pasado demasiado tiempo "acostada". Su último cuadro es un óleo que muestra varios cortes de sandía en tonos muy vivos. En uno de estos trozos y junto a su firma se puede leer: "Viva la vida. Coyoacán, 1954, México".

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.