El Zulia integrada al país

twitter

Rafael Pocaterra, ilustre novelista y escritor venezolano, ex presidente de la Asamblea Legislativa del Estado Zulia, en 1918, señala en el texto “Memorias de un venezolano de la decadencia” que la Venezuela después de 1830, la IV república, era como un “cuero seco”, porque al someter unos de sus lados, de manera rebelde y súbita se levantaba otras de sus puntas, así fue el país durante los últimos dos tercios del siglo XIX, dominado por el caudillismo ambicioso y aventurero, acostumbrado arribar al poder por un manotazo montonero, donde cada provincia era una republiquita personal de viejos jefes patrimoniales.

El Zulia no escapo de esas condiciones levantiscas, por su lejanía de los centros del poder, desde la colonia, durante el proceso de la emancipación, también en la formación de la República, hasta el punto de alimentar en algunos de sus gobernantes deseos secesionistas, los cuales germinó en voceros ávidos de poder, ambiciosos, busca fortunas, que hicieron suyas esas paradas urdidas y planificadas desde el exterior, muchos de esos calentamientos de orejas incubados desde Colombia han servido de azogue para inquietar y animar a más de uno en esta Región. La amenaza de la balcanización sobre estos territorios permanece latente, ahora mismo en la quinta República hubo gobernadores veleidosos que “picaron el ojo” a propuestas de “autodeterminación” hechas por paramilitares y narcotraficantes vinculados al gobierno santanderista de Colombia.

El Zulia no solo es uno de los Estados con mayores riquezas naturales, centro de producción alimentario estratégico para el país, su ubicación geográfica es un objetivo geopolítico para los neogranadinos, por brindar una ruta económica al norte del Santander de Colombia por la vía lacustre del lago y el Golfo de Venezuela, razón para mantener viva la idea de poseer derechos territoriales en el golfo, por parte de las castas oligárquicas del pueblo de Nariño. En Colombia las reservas petroleras están próximas a tocar fondo, así mismo las reservas de gas, recursos estratégicos que sueñan poseer del subsuelo en el Golfo, pues allí hay más de 540 mil billones de barriles de petróleo, sin sumar el Gas que ya se explota desde el Campo Perla, en la península de Paraguana. Es decir, no se trata de cuatro conchas de ajo lo que está en juego, el tema es la sobrevivencia de Colombia.

Por primera vez, en los últimos veinte años. Ojo! el tiempo de gobierno de la revolución bolivariana. El Zulia está libre de un liderazgo político en la Gobernación de tentaciones y veleidades separatistas, sin intereses afectivos, económicos y políticos, con las castas oligárquicas colombianas. Omar Fernández envía señales claras de su compromiso con la Patria y el Gobierno Nacional de Nicolás Maduro, creo la Secretaría de Asuntos Fronterizos, puso al frente de esa responsabilidad al Prof. Juan Eduardo Romero, historiador de lujo, conocedor de la problemática fronteriza, de honestidad cabal, Omar, enfrenta al narcotráfico, al contrabando de extracción, a las mafias del paramilitarismo, desmantela sus madrigueras con la intervención de la seguridad en el mercado de Las Pulgas en compañía de las Fuerzas Armadas Nacionales, junto al pueblo zuliano que aplaude su acción de gobierno, acción decidida y frontal en contra del operador de Alvaro Uribe, Iván Duque, que hoy pela el pedal de la historia al agradecerle a los EEUU su participación en la emancipación de Colombia.

Bolívar Sáenz, Prof. de la UNERMB

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.