El "monstruo" otorgó Gaviota de oro y plata a Pablo Alborán

Pablo Alborán logró la noche de este miércoles dejar afónicas a las 15.000 personas que ovacionaron, cantaron y se murieron de amor al verlo cantar por tercera vez en su carrera en el Festival de Viña del Mar, entre cuyo público un chileno pidió a su novia matrimonio durante una de sus canciones.

Ya desde antes de que el protagonista de la noche saliera al escenario, el "monstruo", como popularmente se conoce al público del certamen, hizo retumbar una y otra vez el anfiteatro de la Quinta Vergara con sus apasionados gritos al ver el rostro del español en las pantallas u oír a los presentadores decir su nombre, reseñó EFE.

Con "No vaya a ser", uno de los temas más enérgicos de su último disco, "Prometo2 (2017), Alborán inició el romántico periplo de canciones que encandiló a un público que más adelante él mismo aseguró que le ha hecho "crecer, soñar" y "estar constantemente en búsqueda, motivación y energía".

"Desde que vine a Viña la primera vez hicisteis que mi carrera pegara un suelto, que se abrieran las puertas de muchísimos lugares. Viña y Chile es responsable de que yo sea feliz", dijo el malagueño, que vuelve al festival tras sus presentaciones de 2013 y 2016.

(Lea también: Johnny Depp aparece por sorpresa en un juicio en Londres por difamación)

El repertorio no defraudó. Tras "Pasos de cero" y "La escalera", del que fue su tercer disco, "Terral", de 2014, una intimista "Dónde está el amor", que interpretó ya sin chaqueta y con camiseta de manga corta, fue calentando el ambiente en la cada vez más fría noche de Viña del Mar.

La Gaviota de Plata, la estatuilla con la que el festival honra a los artistas y que el "monstruo" ya había exigido a gritos, se veía llegar. Y llegó.

Pero lo mejor estaba por llegar. Sentado frente al piano, el malagueño cantó, con una perfecta voz, el que fue su primer éxito, "Solamente tú", que encadenó con "Prometo", uno de los últimos.

Una canción improvisada, con una letra dedicada a Viña del Mar al piano, elevó los ánimos hasta el punto de que la Gaviota de Plata se había quedado corta. Pablo merecía también la de oro y la tuvo.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.