El mafioso "Cadillac Frank" es condenado a los 84 años por un asesinato cometido hace dos décadas

La mafia no necesita de ficciones. Bien lo sabe el ex jefe de la mayor banda criminal de Nueva Inglaterra, Francis P. Salemme, conocido como "Cadillac Frank", que ingresará en prisión a sus 84 años por un asesinato cometido hace 24 años.

Hace menos de dos meses vivía una vida apacible en Atlanta bajo un nombre ficticio como parte del programa de protección de testigos. Pero unos agentes federales removieron la tierra de un molino en Providence, Rhode Island, siguiendo el rastro de una macro plantación de marihuana y dieron con los restos humanos del desaparecido dueño de un club nocturno, Steven A. DiSarro.

El cadáver estaba enterrado bajo tierra, madera, escombro y ladrillo. Apareció con una soga atada al cuello y los huesos destrozados. Meses después del descubrimiento llegó una acusación federal contra "Cadillac Frank" y su exsocio Paul Weadick, un preso de 61 años, por matar a DiSarro para evitar que informara sobre sus actividades ilegales.

(Lea También: Rescatan a más de 550 migrantes frente a las costas españolas)

Este fantasma sacó del anonimato al capo de la Cosa Nostra de Boston y vengó su alma con un juicio a su antiguo asesino. El mafioso y su socio fueron declarados culpables tras cuatro días de deliberaciones.

Steve Boozang, abogado de Salemme, adelantó que los dos condenados van a apelar. Sostuvo que el ex jefe de la mafia se sentía decepcionado, pero que lo lamentaba más por Weadick, que es mucho más joven que él. Boozand tiene un caso difícil por delante. Stephen "The Rifleman" Flemmi, el que en su día fue el mejor amigo del mafioso, reconoció al jurado que había sido testigo del asesinato cuando entró en la casa de Francis P. Salemme. Flemmi dijo que vio al hijo del gángster estrangulando a DiSarro mientras Weadick sostenía los pies del dueño del club nocturno y Salemme a su lado.

Salemme se inició en las filas de la Cosa Nostra en Boston y en 1973 fue condenado a 15 años en prisión por lanzarle una bomba a un abogado. Cuando salió, se convirtió en un “capo”, según una acusación federal. Alrededor de 1991 Salemme se hizo jefe de la familia de Nueva Inglaterra de La Cosa Nostra

Cuando los investigadores comenzaron a cerrar el círculo alrededor de Salemme y otras figuras del crimen organizado, apareció el nombre de DiSarro. El FBI fue a por él para que colaborara. Según los fiscales, Salemme se enteró, y el 10 de mayo de 1993, lo llamó a su casa. Allí, Francis Salemme Jr., quien murió dos años después producto de una leucemia, lo estranguló.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.