El fentanilo mata a 76 personas cada día en Estados Unidos

Cortesía / Referencial

Un inmenso y antiguo galpón sin ventanas de Nueva York, que recibe cada día más de un millón de paquetes y cartas de todo el mundo, se convirtió en uno de los frentes de lucha más importantes contra el fentanilo, la droga que más mata estadounidenses: 76 de los 130 que mueren cada día a causa de la grave epidemia de opiáceos que afecta ese país.

En el centro internacional de correos del aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, que recibe un 60 por ciento de la correspondencia enviada al país, decenas de oficiales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) inspeccionan día y noche paquetes en busca de drogas. 

Buscan sobre todo fentanilo fabricado ilegalmente, un opiáceo sintético hasta 50 veces más potente que la heroína y hasta 100 veces más fuerte que la morfina, y que a veces es recetado legalmente para calmar el dolor. “Es como hallar una aguja en un pajar”, asegura un agente.

En el 2017, 47.600 personas murieron por sobredosis de opiáceos en Estados Unidos, un 67 por ciento de todas las sobredosis mortales por droga en el país, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos. Pero la cifra está, sin duda, al alza, y el fentanilo es el protagonista de esta tragedia.

Lea también: Pacientes con cáncer de mama en Venezuela están en riesgo por falta de tratamiento)

Entrega a domicilio

En su gran mayoría, el fentanilo incautado en esta central de correos, o sus análogos de efecto similar, pero con una estructura molecular diferente, ha sido comprado a través de la dark web, sobre todo en China

Los usuarios pagan, en general, con criptomonedas o, incluso, con una simple tarjeta de crédito o PayPal. Los usuarios, que reclaman la droga cada vez más pura, “pueden ordenar fentanilo directamente de China y hacer que lo envíen hasta la entrada de su casa”, explica Ray Donovan, jefe de la DEA en Nueva York.

En medio de miles de cartas y paquetes, el agente de la CBP Robert Redes, que trabaja en el aeropuerto JFK hace más de 15 años y ahora es jefe de división, recuerda en especial una inocente tarjeta musical enviada desde Toronto (Canadá), inspeccionada en marzo de 2018. Escondía en su mecanismo musical tres gramos de fentanilo, suficientes para matar a 1.500 personas. 

El hallazgo llevó al arresto de un hombre de 34 años en Easton, Pensilvania, que ya había hecho otras compras ilegales vía la dark web y escondía en su apartamento un botín de 500 pastillas de Xanax, LSD, éxtasis, marihuana y hongos alucinógenos.

Como los paquetes que llegan desde China son más sospechosos, muchas veces la droga se envía a otros países, y desde ahí viaja a Estados Unidos, explica Donovan, que en la DEA supervisó las dos últimas capturas del exjefe del poderoso cartel de Sinaloa Joaquín "Chapo" Guzmán, sentenciado en julio a cadena perpetua.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.