El arte poético de Teresa Gancedo toma en Madrid a la galería venezolana Odalys

Nota
Nota - Cortesía

Entre marzo y mayo de 1980, el Museo Guggenheim de Nueva York organizó la exposición New Images from Spain, en la que participaron nueve artistas españoles, entre ellos dos mujeres. La leonesa Teresa Gancedo era una de ellas y en su obra, la curadora de la muestra, Margit Rowell, reconoció “una sutil emulsión de subjetividad y objetividad”, una obra que explora el poder de lo simbólico y la expresión del inconsciente.

A partir del sábado 25 de septiembre de 2021, a las 11:00 horas, la galería Odalys, ubicada en Orfila 5, 28010, Madrid, presentará la exposición individual Lo llamaré otro tiempo, lo llamaré otro espacio, que reúne más de cien obras de Teresa Gancedo (Tejedo del Sil, León, 1937), artista en permanente proceso de creación que desde hace cerca de 30 años no exponía en la capital española.

Lo llamaré otro tiempo, lo llamaré otro espacio cuenta con la curaduría de Alfonso de la Torre, teórico y crítico de arte, especialista en arte español contemporáneo, quien escribe sobre el trabajo de Gancedo: “(…) está tocado por la tensión y un permanente requerimiento sobre qué cosa sea la esquiva verdad o las apariencias, lo real o su expresión formal, la historia, el tiempo y sus imágenes. Representación en trance de descubrimiento, tal un desvanecimiento momentáneo, mirada transfigurada, acariciando la representación en suspensión, Gancedo ha sido capaz de transmutar el mundo en un espacio introspectivo, tal phasmas. Excéntrica abstracción, remedando a Lyppard, desvanecimiento de los límites, encadenando historia de arte y vida, e interrumpiéndolo con brusquedad, viajando entre escisiones e incorporaciones, encarnizándose con las imágenes mediante apropiaciones y reapropiaciones, deslizada entre lo presente o el prodigio, su mundo creativo deviene pleno de complejidad y extrañeza”.

(Lea también: Premios Emmy: "The Crown", "Ted Lasso" y los otros ganadores de la edición de 2021)

Residenciada desde 1960 en Barcelona, donde cursó estudios de Bellas Artes en la Escuela Superior de San Jorge, Gancedo parte de la pintura como impulso expresivo, pero en su proceso el dibujo, el grabado, la cerámica, las instalaciones e intervenciones, en los que también incorpora elementos cotidianos con los que compone un universo creativo tan personal como universal, tan sencillo como poderoso.

En el texto de la exposición que realizó en el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla León (Musac), entre 2018-2019, se aportan algunas claves de su obra: “Teresa Gancedo hace volver la pintura al origen, ya no tanto por las referencias primitivistas o románicas de su trabajo, que las hay, como, y sobre todo, por el impulso y la función de dichas pinturas que entroncan con necesidades expresivas, mágicas y religiosas relacionadas con las propias preocupaciones humanas, vinculadas a ritos animistas, simpáticos, votivos o propiciatorios: fertilidad, alimento, atracción de las fuerzas naturales benéficas, sintonía con la divinidad, bienestar espiritual, acciones salutíferas, beneficios vitales de todo tipo”.

“Mis obras no quieren ser críticas ni reflexivas; solo quiero constatar una realidad que ha estado, está o puede llegar a estar en este mundo nuestro, una realidad que yo asumo serenamente y que me gustaría mostrar como un cuestionario lírico de la noción de la vida”, ha dicho la artista.

La obra de Teresa Gancedo se encuentra representada en numerosos museos y colecciones, tanto nacionales como internacionales, entre las que destacan The Solomon R. Guggenheim Museum; ARTIUM; CAAC; MACBA; MACE; MACVAC; MNCARS; MUSAC o TEA.

Lo llamaré otro tiempo, lo llamaré otro espacio permanecerá abierta en la galería Odalys, de Orfila 5, 28010, Madrid, hasta el 14 de enero de 2022. En sala se respetarán todas las medidas de bioseguridad.

Síguenos en Telegram, Instagram, Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.