EEUU se acerca a hito de 1.000 medallas olímpicas de oro

Nadador estadounidense
Nadador estadounidense - Archivo

El atleta en triple salto James Connolly ganó la primer medalla de oro para Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de 1896 y se espera que el domingo o lunes algún deportista de ese país llegue al hito de 1.000 preseas doradas para reforzar 120 años de dominio en la máxima cita deportiva.

Para subrayar el estatus de Estados Unidos como la potencia olímpica indiscutida, con la tasa actual de captura de medallas (remontándose hasta el 2000) le tomará casi un siglo y más de 21 Juegos al siguiente país en alcanzar los 1.000 oros, que podría ser China en el 2100.

Las 1.000 medallas también representarán casi un cuarto del total de oros entregados en los Juegos sin que ningún otro país ni siquiera llegue a la mitad de ese número.

Estados Unidos llegó a Río con 977 oros y, según el sitio Olympstats.com, la ex Unión Soviética, con 473 preseas doradas, es el segundo país con más títulos, seguido en un distante tercer lugar por Alemania con 288.

Con la maquinaria de medallas de Estados Unidos ya en funcionamiento, sumando oros en piscina y gimnasia, la hazaña podría quedar en manos de uno de los grandes nombres de Río como Michael Phelps o Simone Biles, o podría ganarla un competidor desconocido en la lucha grecorromana o en vela.