EEUU investiga como "posible acto de terrorismo" ataque a centro comercial

AFP

Las autoridades de EE.UU. están investigando como un "posible acto de terrorismo" el ataque que un hombre perpetró anoche en un centro comercial de Minesota (medio oeste de EE.UU.), donde apuñaló con un "cuchillo de cocina" a nueve personas mientras invocaba a Alá.

El hombre, abatido tras el ataque, ha sido identificado por su padre como Dahir A. Adan, de 22 años y nacido en África, aunque había vivido en Estados Unidos durante 15 años.

Por el momento, las autoridades no han dado a conocer la identidad del agresor, considerado por la agencia Amaq, vinculada a los yihadistas, como un "soldado" del grupo Estado Islámico (EI) que supuestamente llevó a cabo el ataque como represalia a la campaña de bombardeos que EE.UU. lidera contra el EI en Siria e Irak.

"Estamos actualmente investigando esto como un posible acto de terrorismo", anunció hoy Richard Thornton, el agente del FBI a cargo de la división de Mineápolis, ciudad del estado de Minesota ubicada a un centenar de kilómetros de la localidad de Saint Cloud, donde tuvo lugar el ataque.

En una rueda de prensa en Saint Cloud, Thornton detalló que el FBI va a examinar las redes sociales y los contactos del agresor.

Vestido con el uniforme de una empresa de seguridad privada, el hombre usó un arma blanca parecida a "un cuchillo de cocina" para acuchillar a los vecinos y llegó a preguntar al menos a una persona si era musulmana antes de apuñalarla, detallaron hoy durante la rueda de prensa las autoridades locales.

Nueve personas de entre 15 y 53 años resultaron heridas, seis fueron dadas de alta y tres permanecieron en el hospital sin que se temiera por su vida, según el último informe médico de las 07.00 hora local (12.00 GMT) del que se hizo eco el alcalde durante la rueda de prensa.

El jefe de la Policía local, Blair Anderson, indicó que el vehículo del agresor fue encontrado en el aparcamiento del centro comercial y detalló que los agentes de policía han efectuado dos registros en dos edificios de Saint Cloud, donde al parecer vivía el atacante.

Ahmed Adan, el padre del agresor, aseguró que la Policía le comunicó sobre las 21.00 hora local del sábado (02.00 GMT del domingo) que su hijo había muerto en el centro comercial, según recoge el diario local Star Tribune.

Entrevistado a través de un traductor, el padre dijo que no tenía "ninguna sospecha" de que su hijo pudiera estar implicado en actividades terroristas e indicó que el joven estaba estudiando en un centro superior de la ciudad especializado en tecnología.