EEUU amenaza con "sanciones devastadoras" a la española Repsol por su presencia en Venezuela

Referencial

El director para las Américas del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Mauricio Claver-Carona, amenazó con unas "sanciones devastadoras" a la petrolera española Repsol, a la italiana ENI y a la india Reliance si no dejan de extraer petróleo en Venezuela para venderlo al mercado internacional.

A a esto respondió este martes, el ministro para las Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, asegurando que la situación será llevada ante la Corte Penal Internacional (CPI), porque supone un "crimen" en contra la nación, además explicó que "con los recursos de las ventas del petróleo, se adquieren medicinas, alimentos e insumos para los venezolanos", por lo que el Gobierno nacional tomará cartas sobre el asunto.

(Lea tambiénUber despide a otros 3.000 empleados por baja demanda de servicios en plena pandemia)

Mauricio Claver-Carona, explicó que el Gobierno estadounidense ya ha contactado con las tres petroleras citadas, entre ellas con Repsol, y les ha recordado lo sucedido con Rosneft Trading -una petrolera propiedad del gobierno ruso sancionada en febrero.

 "Las sanciones para esas tres empresas serían devastadoras, y no es lo que quisiésemos que ocurra", destacó el director para las Américas del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos. 

"No ha habido excepciones para Chevron (la segunda mayor petrolera estadounidense, que ha dejado de operar en Venezuela), ni para ninguna empresa del mundo", insistió el alto cargo del Gobierno de Trump en declaraciones al canal de televisión internacional NTN24.

Con firmeza, Claver-Carona, insistió: "Les prometemos que nadie tiene excepciones para las sanciones que podamos imponer debido al transporte y los negocios con Nicolás Maduro. Lo tenemos muy claro".

Las sanciones contra la petrolera rusa Rosneft fue en febrero cuando Estados Unidos sancionó a Rosneft Trading, una petrolera propiedad del gobierno ruso, y a su presidente, Didier Casimiro, en el marco de la ofensiva anunciada por la Administración norteamericana para aumentar la presión sobre el Gobierno de Nicolás Maduro

En concreto, el Departamento del Tesoro estadounidense ha documentado operaciones de la petrolera con crudo venezolano, que incluyen envíos a África y Asia. Las sanciones implican que todas las propiedades e intereses de la compañía y de Casimiro en Estados Unidos quedarán confiscados.

El Departamento de Estado había avisado en las últimas semanas de que vigilaría las actividades de las empresas que hacen negocios "directa o indirectamente" con el Gobierno de Maduro, entre ellas Rosneft, la española Repsol o la estadounidense Chevron

En marzo, el Gobierno estadounidense anunció sanciones contra TNK Trading International S.A. (TTI), una filial de la compañía rusa Rosneft Oil, vinculada al sector petrolero en Venezuela, por su apoyo al Gobierno del presidente de ese país, Nicolás Maduro.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.