Eclipse parcial de Luna: así se vio el fenómeno más largo en casi 600 años

Eclipse parcial
Eclipse parcial - Cortesía

El eclipse lunar parcial más largo en casi 600 años tuvo lugar en la madrugada de este viernes 19 de noviembre y se vio en casi toda América Latina y Norteamérica.

En el apogeo del fenómeno, la sombra de la Tierra cubrió más del 97% de la superficie de la Luna y adquirió una apariencia rojiza.

Con sus 3 horas y 28 minutos de duración, fue el eclipse lunar más largo de los últimos 580 años.


¿Dónde fue visible?

Eclipses como este se dan cuando la Luna pasa por la sombra de la Tierra (penumbra) parcialmente y solo una parte del satélite atraviesa la sombra más oscura (umbra).

(Lea también: "Bolas de fuego" en el cielo de Venezuela: El primer registro de las Leónidas en América Latina)

Dependiendo de la magnitud del eclipse, un color rojo oscuro, oxidado o simplemente un gris carbón puede aparecer en la parte sombreada de la superficie lunar.

El fenómeno de este viernes fue visible en todo el continente americano, el norte de Europa, el este de Asia, la región Asia-Pacífico y Australia.

Los eclipses parciales de Luna ocurren más frecuentemente que los eclipses totales, pero el de este año fue inusualmente largo.

El anterior tuvo lugar en 2018 y duró solo una hora y 43 minutos, es decir, unas dos horas menos del ocurrido este viernes.

Un espectáculo de madrugada

En el caso de América Latina, los países de la región tuvieron la mejor oportunidad de apreciar el fenómeno casi en su totalidad.

En el caso de México, el evento astrológico pudo ser observado entre las 00:02 y 04:51 de la madrudaga, (hora local). Aquí, el punto culminante, cuando el 97% de la Luna quedó cubierta, ocurrió a las 03:02.

En Bogotá y Lima ocurrió a las 04:02, Caracas a las 05:02 y Buenos Aires y Santiago de Chile a las 06:02.

Fuera de América Latina, el eclipse pudo ser observado ciudades de Estados Unidos, España y Japón, entre otras.

A medida que la Luna se ponía en el horizonte y comenzaron los primeros rayos de la mañana, el fenómeno se difuminó para los países con el horario más adelantado.

Aquellas zonas que tuvieron buenas condiciones meteorológicas pudieron observar cómo la Luna se tornó rojiza.

El año 2021 cerrará con otro eclipse total de Sol el 4 de diciembre.

Aunque es el espectáculo más esperado de su tipo, pues la Luna bloquea totalmente la luz del Sol y genera oscuridad, será un eclipse visible en su totalidad solo en algunas zonas remotas, entre otras, la Antártida, el Atlántico Sur y el extremo sur de África.

Fuente: BBC Mundo

Síguenos en TelegramInstagramFacebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.