Director de Conatel: En Venezuela se ejerce comunicación abierta

Conatel
Conatel - AVN

El director de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, Conatel, William Castillo, expresó que el 11, 12 y 13 de abril son días de “reflexión” para el sector, por lo que representó el papel de los medios durante el golpe de estado ocurrido en 2002 y la libertad de expresión.

“Un conjunto de medios silenció la realidad, ocultaron la realidad, realizaron una cobertura hipócrita y dejaron al país sin información, mintieron descaradamente sobre lo que pasaba, otros se ocultaron tras comiquitas y programación musical”.

Para Castillo, en los últimos dos o tres años en el país ha ocurrido “una explosión comunicacional más grande que se ha visto en la historia de Venezuela, con la incorporación de “las redes sociales, infociudadanos, blogs, comunicaciones internacionales, entre otros”.

Censo medios comunitarios

Durante una entrevista en Sin Duda con Maripili Hernández, por Unión Radio, Castillo informó que se realizará una actualización técnica sobre la existencia de 314 medios alternativos, que permitirá identificar su ubicación, programación y problemas para brindarles apoyo y control.

Resaltó que los medios comunitarios deben operar bajo los dictámenes legales, tal como lo realizan los públicos y privados, pues “no son espacios apartados de la ley”.

“Esos medios no fueron creados para competir con el resto. El diseño que hizo Conatel en 2002, a solicitud del presidente Hugo Chávez, fue una solución técnica, con unas frecuencias limitadas, con un diseño técnico factible. Su naturaleza no puede excederse de ciertas características de cobertura, pues dejaría de ser comunitario. Su función es ser un actor y un mediador con la comunidad”, explicó.

El representante del organismo de telecomunicaciones manifestó la importancia del reflejo de la cultura de las comunidades, sus problemas, críticas y sugerencias en estos espacios alternativos; y que además sean gestionados democráticamente con la participación comunal, y no por grupos familiares, amigos intereses económicos, políticos y hasta paramilitares en algunas zonas.