Descubre Cómo cuidar los labios en los días calurosos

Panorama / Referencial

Cuando hace calor  es habitual que las personas le dediquen tiempo al cuidado de la piel con bloqueador, los ojos con lentes oscuros y el cabello con algún producto especial. Sin embargo, suelen olvidar los labios que también sufren las inclemencias del sol y del calor.

"Los labios no tienen melanina y están desprotegidos del sol. Son más vulnerables que otras partes de nuestro cuerpo", señala el médico Iván Medrano, dermatólogo de la clínica Sanna San Borja de Perú, al diario El Comercio. 

El sol puede causar que se resequen o cuarteen los labios, incluso en algunas personas pueden llegar a sangrar. Pero eso no es todo, el aire acondicionado también podría dañarlos por el frío que emana. 

(Lea también: Conoce estos consejos para lucir una cabellera sana y radiante

"Las temperaturas extremas generan resequedad. En el caso del aire acondicionado, no hay que ponerlo muy fuerte para que no haga daño, no solo a los labios sino que también podría generar un mal respiratorio" agrega el dermatólogo.

Estos hábitos pueden dar hasta 10 años adicionales de vida sin enfermedades

Consejos para cuidar los labios 

Utilizar un lipstick que los hidrate y proteja. Lo mejor es que tenga miel de abeja, caléndula o manzanilla.

Es recomendable tener un bálsamo labial con protección mayor a factor 15 que lo venden en cualquier farmacia, pero también tiene que ser recomendado por un especialista.

Si se utiliza lápiz labial, es recomendable colocar antes un lipstick. Después de 15 minutos se puede aplicar el color.

Reaplicar el bálsamo las veces que sea necesario, de esa manera se mantendrán hidratados los labios.

Consumir alimentos ricos en vitaminas A, B, C y E. Estos se encuentran en los lácteos, cítricos, huevos, hortalizas, entre otros.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al  link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook Twitter.