Denuncian a constructoras peruanas por vinculación con Odebrecht

Referencial

La procuraduría peruana denunció a ejecutivos de importantes constructoras peruanas que trabajaron en consorcio con la brasileña Odebrecht, cuyas firmas están presuntamente involucradas, junto con la gigante extranjera, en el pago de coimas para obtener la adjudicación de obras públicas.

Según detalló el lunes la procuraduría, en este caso están envueltos José Graña Miró Quesada, representante de la empresa Graña y Montero; Fernando Camet Piccone, de JJC Contratistas Generales; Fernando Castillo Dibois, de Ingenieros Civiles y Contratistas Generales, junto con sus respectivas firmas, en el delito de colusión, que se refiere al acuerdo entre dos partes para perjudicar al Estado.

(Lea también: Juez de Nueva York condena a Odebrecht a pagar 2.600 millones de dólares por escándalo de sobornos)

Los procuradores -abogados del Estado en Perú- designados para el caso Odebrecht, involucran a las firmas peruanas en el caso "pago de coimas" efectuados por la empresa brasileña a funcionarios públicos para ganar la concesión para construir dos tramos de la carretera interoceánica, que une a Perú con Brasil. La denuncia es firmada por la procuradora ad hoc Katherine Ampuero, del Consejo de Defensa del Estado.

Odebrecht ha reconocido el pago de coimas por 29 millones de dólares para obtener obras públicas en Perú entre 2005-2014. En este lapso, la firma admite que pagó 20 millones de dólares al entonces presidente Alejandro Toledo (2001-2006) para que les fuera entregada la concesión de la vía interoceánica. Sobre Toledo, presuntamente en Estados Unidos, pesa un pedido de extradición aún en evaluación.