Cuida tu salud emocional

Ante la situación del confinamiento debido por el COVID-19 es importante tomar medidas con relación a la salud física sin olvidar la atención a la salud mental de todas las personas.

En algunos países han tomado medidas muy rigurosas que generan pánico y en ocasiones se han amenazado con prisión por la inconsciencia del impacto que genera este virus, sin embargo en otros, las medidas son mas relajadas que igualmente, atemorizan al resto de la población. Esto es muy serio y amerita más que atención de la salud física. Al terminar la pandemia, tendremos los consultorios repletos de pacientes debido a la incubación de pensamientos distorsionados y con prácticas desesperadas.

Para evitar males mayores y que trasciendan en tu funcionamiento futuro, es recomendable estar informado de lo que está sucediendo, el conocimiento es vital para disminuir el estado de angustia ante momentos de crisis. Buscar información de entidades válidas en el país que te encuentres y también entidades mundiales de reconocida trayectoria, algunos mensajes de personas desinformadas lo que hacen en las redes es transformar a su criterio el análisis de lo que pasa. Entonces requiere ser selectivo y hacer una buena pesquisa. Con información clara podremos manejar mejor la situación y buscar objetividad, la mejor defensa ante una circunstancia crítica es conocerla y aceptar la realidad.

Otro aspecto importante en momentos de crisis es la aparición de la incertidumbre. No hay seguridad de cuando pasará la situación y como se resolverá, no existe un punto cero con certeza que confirme la seguridad de su culminación, esto es una realidad que estamos viviendo. Lo que si podemos hacer es manejarla de la mejor manera para minimizar la expectativa estando en el futuro y anclarnos en el presente. Preguntarte, cuando pasará? Hasta cuando estaré en casa? no valdrá de nada hacerte estas preguntas. Te recomiendo estar en el presente y estar alerta a tu objetivo de preservación de la salud, de protegerte y proteger a los demás. La manera mas adecuada es con una actividad recreativa y que oxigene tu cerebro. Son todas aquellas que puedes realizar con facilidad y que te gusten. En la medida que lo hagas tu cerebro consume menos cantidad de oxígeno lo que ayuda a disminuir el nivel de stress. Los juegos de mesa, crucigramas, puzzle, jugar en línea con un amigo, llamar a personas que tienes tiempo sin saludar, hacer ejercicios, inclusive si te gusta la limpiar, pues hazlo. Son maneras de mantener la salud mental.

Ante otros confinamientos realizados en décadas pasadas debido al SARS, por la gripe A (H1N1) o el MERS se ha comprobado que la emoción que prevalece en estas crisis es el miedo, y con toda la razón. Es natural la sensación de irrealidad ante lo desconocido y el peligro inminente a la especie humana. Sin embargo, hay que tener claro que debemos manejar herramientas psicológicas para preservar nuestros pensamientos y la mejor manera es reconociendo que tenemos miedo. Que es una emoción válida en estos momentos, de ser reconocido disminuirá la posibilidad de entrar en pánico o de explotar sentimientos irracionales. Reconoce donde se manifiesta en tu pensamiento, si es como sonidos, imágenes o como una película. Revísalo y lo puedes escribir. Igualmente siente tu cuerpo e identifica donde lo sientes. Una vez que tengas ambas identificaciones, escoge un lugar sosegado y relájate, puedes escoger una música o una imagen relajante y fluye en esa relajación por lo menos 20 minutos, 2 ó 3 veces al día hasta que disminuya la situación amenazante, experimenta esta herramienta y disminuirá la sensación de miedo.

Cuando se experimenta la sensación de querer salir de casa y que no puedes estar tranquilo, es porque rompiste con la cadena del hábito. Aunque no tengas la consciencia de haber planificado una rutina de funcionamiento, inconscientemente la tienes y la creaste en el transcurso de tu vida. Desde lo que haces, como lo haces, que dices, con quien te reúnes, tu estilo de vestimenta y todo aquello que va mas allá de la ruta que realizas para llegar al trabajo o la universidad. Somos seres gregarios y socializamos, necesitamos hasta al narrador de noticias o el vendedor del diario, por eso que la tecnología en estos momentos se hace nuestro mejor aliado para mantener nuestra naturaleza gregaria. Incorpora video/llamadas con varios amigos de intereses comunes, realiza con tu grupo familiar recetas animadas, inicia conversaciones en otro idioma que te permita estar alerta a lo que te quieren decir y con preferencia a las conversaciones en el marco del positivismo. Será una estrategia que además de cuidar tu salud mental, te ayudará a expandir tu capacidad de socialización.

Te invito a ver las dificultades como una oportunidad para el crecimiento personal y aumenta tu riqueza emocional.