Coronavirus: ¿Qué es una prueba rápida y qué es una prueba molecular?

Hace una semana, el presidente Martín Vizcarra anunciaba la compra de 1.600.000 pruebas para detectar nuevos casos del SARS-CoV-2. De ellas, 1.400.000 serán pruebas rápidas y las otras 200.000 pruebas moleculares. Días después se inició una polémica, cuando algunos especialistas criticaron esta acción, pues afirmaban que las pruebas rápidas no serían útiles.

El Comercio conversó con especialistas para conocer cuáles son las diferencias entre estas pruebas y cuál es la utilidad de cada una, sobre todo para la lucha contra el avance del coronavirus.

“Los virus que infectan al ser humano son muchos, pero no los podemos visualizar porque son muy pequeños para detectar. Lo que hace la prueba molecular es buscar dentro del material genético del virus algunos marcadores o secuencias. Ese fragmento se amplifica para verlo. Para eso, se multiplica muchas veces. Eso se logra con la prueba del PCR o reacción en cadena de la polimerasa”, explica a este Diario el biólogo David Castro.

Tras la toma del hisopado, la muestra se analiza, se trabaja y se coloca en un termociclador, que sube la temperatura para separar la molécula de ADN y que actúe la polimerasa. Luego, la temperatura baja para que la molécula se una de nuevo. El proceso se hace de 35 a 40 veces, demorando un minuto y medio por ciclo, y consumiendo reactivos. Cada equipo puede leer entre 90 y 96 análisis. Si se le agrega el tiempo de enfriado, el proceso puede durar de dos a tres horas.

Con información de El Comercio.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.