Corea del Norte ya no ve sentido a los "apretones de mano" entre Kim y Trump

Corea del Norte ve poco sentido en mantener una buena relación personal entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, si Washington se apega a políticas hostiles, por lo que se centrará en construir una fuerza "más fiable" contra las amenazas militares EE.UU. Así lo ha anunciado este viernes en un comunicado el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Ri Son-gwon, en el segundo aniversario de la primera cumbre de los líderes en Singapur.

"La cuestión es si resulta necesario seguir dándose la mano que [Kim y Trump] se estrecharon en Singapur, ya que vemos que no hay ninguna mejora objetiva en las relaciones entre Corea del Norte y EE.UU.", sostiene el ministro, reseñó RT.

De la esperanza a la "desesperación"

El canciller norcoreano destaca que la esperanza de mejorar las relaciones entre Pionyang y Washington, que "estaba en el aire" hace dos años, ahora se ha convertido "en una desesperación" caracterizada por "un deterioro en espiral".

 "Si EE.UU. no quiere enfrentar cosas nefastas, debe callarse la boca": Pionyang insta a Washington a no interferir en sus relaciones con Seúl

Si bien el deseo de los pueblos de ambos países de acabar con el antagonismo y abrir una nueva era de paz y prosperidad "es tan profundo como siempre", la situación en la península coreana está empeorando a diario, se lamenta Ri, que acusa a EE.UU. de estar "empeñado" en agravarla.

Según el diplomático, la península coreana "se ha convertido en el punto más peligroso del mundo, perseguido ininterrumpidamente por el fantasma de la guerra nuclear".

 De hecho, Ri apunta que la "cruda realidad de nuestros días" es que Pionyang "todavía está en la lista de objetivos" de EE.UU. para un ataque nuclear preventivo, mientras que "todo tipo de herramientas de ataque nuclear" en poder de Washington están apuntando "directamente" a Corea del Norte.

(Lea también: EEUU registra más de 113 mil fallecidos por coronavirus)

"Una amenaza a largo plazo"

A menos que EE.UU. ponga fin a la política hostil hacia el país asiático, Washington "seguirá siendo una amenaza a largo plazo para nuestro estado, nuestro sistema y nuestra gente", recalca el canciller.

Todas las prácticas de la actual Administración estadounidense hasta ahora "no son más que la acumulación de sus logros políticos", asegura el ministro, para aseverar que su país "nunca más" le proporcionará al líder de EE.UU. "otro paquete" para promocionar sus logros sin recibir nada a cambio.

En definitiva, el objetivo estratégico de Corea del Norte pasa por "crear una fuerza más fiable para hacer frente a las amenazas militares a largo plazo de EE.UU.", advierte Ri.

Fuente: RT

Síguenos en TelegramInstagramFacebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.