Conoce a los ocho famosos que decidieron borrar su tatuajes "de amor"

Una pareja no siempre dura toda la vida y un tatuaje, tampoco. Repasamos en imágenes el antes y el después de las celebridades que han decidido eliminar de su cuerpo a sus ex:

Melanie Griffith

Cuando Melanie Griffith y Antonio Banderas anunciaron su divorcio en el verano de 2014, fueron muchos los que se preguntaron qué iba a hacer la actriz con el gran corazón con el nombre del actor dentro que se tatuó en su brazo. Al poco de la separación, la intérprete dejó claro que quería borrar el rastro de una relación de casi 20 años, y se sometió a unas sesiones de láser para hacer desaparecer el tatuaje.


Kylie Jenner 

Kylie Jenner es, probablemente, una de las celebridades que más fácil lo ha tenido para borrar el rastro de su expareja en su piel.

La más joven de las pequeñas Kardashian se tatuó una "T" en su tobillo. La inicial es la primera letra de Tyga, el que fue su novio desde 2014 y hasta hace pocos meses. Hoy la que es dueña de un imperio de maquillaje ha transformado la pequeña inicial en "La", aunque aún no ha revelado a qué hace referencia con su nuevo tatuaje.


Angelina Jolie

Su matrimonio con Billy Bob Thorton fue una de las épocas más locas de Angelina Jolie. La actriz no sólo se tatuó el nombre de su entonces marido en el hombro izquierdo, sino que llegó a llevar la sangre del actor en un colgante. Tras su divorcio en 2003, la intérprete se borró el nombre del actor y un dragón chino. 


Marc Anthony

Puede que tras su divorcio Marc Anthony y Jennifer Lopez hayan seguido presumiendo de mantener una buena relación. Pero eso no significa que el cantante colombiano estuviera dispuesto a llevar tatuado el nombre de su tercera mujer en su muñeca derecha. El artista lo enterró en un elaborado tribal.


Charlie Sheen

El actor Charlie Sheen también acabó arrepintiéndose del tatuaje con el nombre de Denise en su muñeca izquierda. Si bien es cierto que el intérprete decidió quitarse el nombre de su mujer Denise Richards a petición de su entonces prometida, Brooke Mueller. Él lo reemplazó por una especie de pulsera poco lograda que suele tapar con un reloj.


Denise Richards

Denise Richards quiso demostrar su amor por su marido Charlie Sheen escribiéndose su nombre en el tobillo izquierdo en 2002. Pero la decisión de su exmarido de borrar su nombre de su cuerpo no le gustó, así que siguió sus pasos. Cinco años y un divorcio después, la actriz reemplazó el nombre del actor por una ninfa/hada/mariposa.


Eva Longoria

Eva Longoria celebró su boda con Tony Parker en 2007 no con uno, sino con tres tatuajes. El primero, la palabra 'nine' (nueve) en su nuca, en referencia al número de camiseta con el que jugaba el jugador de la NBA. En la muñeca escribió con tinta, y en pequeño, 07-07-07, la fecha de su enlace. El tercer tatuaje de la actriz son las iniciales de su hoy exmarido en un lugar de su cuerpo que nunca llegó a revelar. La pareja se divorció en 2010, Longoria esperó dos años para borrarse los tatuajes y en 2016 se casaba por tercera vez.


Kaley Cuoco

La actriz Kaley Cuoco decidió tatuarse en el comienzo de la espalda la fecha de su boda con Ryan Sweeting. Dos años después la pareja se divorciaba, y la protagonista de la serie ‘Big Bang Theory’ documentaba el proceso en el que transformaba las letras romanas en una mariposa en su Instagram. 

"Gracias @nero_sct por ayudarme a corregir mis errores. Nota mental: no marques tu cuerpo con futuras fechas de casamiento", escribió. 

Luego publicó otra imagen en la que mostró el nuevo diseño y aprovechó para darle un toque cómico: "El significado profundo, lleno de sentido detrás de este trabajo de tinta es... cubrir el anterior", bromeó.