¿Cómo se pueden romper ladrillos con las manos?

Referencial

La mano de un karateca puede desarrollar una velocidad máxima de diez a catorce metros por segundo y ejercer una fuerza superior a los 3.000 newtons. Esto significa que, en teoría, sería capaz de generar energías entre diez y cien veces superiores a la necesaria para quebrar la madera o incluso el hormigón.

La cuestión sería entonces, ¿por qué no se rompen la mano los expertos en artes marciales que, tal como pueden verse en algunas demostraciones, rompen ladrillos con ella, aun cuando no se la protegen? Está claro que podría ocurrir, pero lo cierto es que el módulo de rotura de un hueso, esto es, su resistencia a la tracción por flexión, es cuarenta veces mayor que el del hormigón.

(Lea también: Conoce cómo hacer plantas más resistentes a la sequía)

En esencia, esto significa que una pieza ósea de dos centímetros de diámetro y seis de longitud soporta una fuerza ocho veces mayor que la ejercida por el hormigón sobre la mano en un golpe de kárate, por ejemplo, indicó el portal Muy Interesante.

Ahora bien, un estudio publicado en 2012 en la revista Cerebral Cortex demostró lo evidente, o sea, que más vale maña que fuerza.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.