Colombia y Venezuela evaluarán caso de efectivos militares en territorio colombiano

Diario El Tiempo

Luego de las denuncias de pobladores de la jurisdicción Arauquita (Colombia), de que militares venezolanos instalaron un campamento militar en territorio neogranadino desde el lunes pasado, la Cancillería de ese país informó que los efectivos militares comenzaron a retirarse la noche de este miércoles. 

Se tiene previsto que para este jueves el director de Soberanía de Colombia se reunirá con su par venezolano el lugar del hecho y se espera que luego del encuentro habrá declaraciones a la prensa.

(Lea también: Colombia y Venezuela acuerdan reapertura progresiva de la frontera)

Según la denuncia, unos 60 militares venezolanos se instalaron desde la mañana del lunes en el lado colombiano del río Arauca, a la altura de caño Jujú, vereda Los Pájaros, en el municipio de Arauquita.

Se conoció por el diario El Tiempo, que el incidente fronterizo fue manejado con "absoluta discreción". Incluso el director de Soberanía de la Cancillería colombiana, Ricardo Montenegro, viajó desde el miércoles al lugar para revisar las coordenadas y establecer con rigor la verdad de los hechos.

El Tiempo reportó que el miércoles se sostuvieron intensas conversaciones entre oficiales de las cancillerías y los ministerios de Defensa de los dos países para tratar el tema, lo que permitió evitar una crisis mayor.






















El Gobierno Colombiano inició un investigación por la presunta incursión a territorio neogranadino de 60 efectivos militares venezolanos. La denuncia fue hecha este jueves por el secretario de Gobierno del municipio de Arauquita, Nélson Pérez.


Denuncian que militares venezolanos instalaron campamento en suelo colombiano

Bogotá, 22 mar (EFE).- Alrededor de 60 militares venezolanos cruzaron la frontera con Colombia en donde instalaron un campamento e izaron la bandera de ese país, denunció hoy el secretario de Gobierno del municipio de Arauquita, Nélson Pérez.

Pérez, quien estuvo en el lugar, confirmó al diario El Tiempo que el hecho se produjo en Arauquita, municipio del departamento de Arauca (este), limítrofe con el estado venezolano de Apure, mientras que el Gobierno colombiano dijo que está investigando lo sucedido.

"Son más de 60 militares, que este miércoles estaban montando unas carpas y que ya tienen izada la bandera venezolana en pleno territorio colombiano", dijo el funcionario al rotativo.

El Ministerio de Defensa envió tropas al lugar para verificar el hecho e informó de la situación a la Cancillería colombiana, que ya contactó a las autoridades venezolanas.

"El director de Soberanía de la cancillería colombiana, Ricardo Montenegro, ya viajó al lugar y mañana a primera hora se reunirá con el equipo de fronteras de Venezuela para revisar las coordenadas (del sitio)", dijo a Efe una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Los militares venezolanos están en la orilla colombiana del río Arauca, en el lugar conocido como Bocas de Jujú, añade el diario.

La fuente oficial agregó que el ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, ya contactó con su homólogo venezolano, Vladimir Padrino López, y lo mismo hizo la canciller, María Ángela Holguín, con su par venezolana, Delcy Rodríguez, "para esclarecer lo sucedido cuanto antes".

Por otro lado, un habitante de la zona, que pidió el anonimato por razones de seguridad, dijo a La Voz del Cinaruco, de Caracol Radio, que cerca de 100 uniformados que vestían prendas militares llegaron desde el pasado domingo al caserío colombiano de La Victoria donde se han apropiado de los terrenos, destruido cultivos y animales de corral.

"La situación que se nos viene presentando es que el Gobierno venezolano invadió unas islas del territorio colombiano donde hay unos cultivos de plátano y están acantonados ahí, los dueños de esos cultivos dicen que son unos 100 hombres que andan ahí que no permiten diálogo con la población, que solo requieren la fuerza pública colombiana", dijo el campesino.

El agricultor pidió a las autoridades colombianas y venezolanas que se busque una solución al problema de la violación del territorio en la zona de frontera de 2.219 kilómetros que comparten los dos países.EFE