Colombia|Los hombres también son víctimas de violencia intrafamiliar

Referencial

Los casos de dos hombres en Cúcuta, uno agredido a puñal por su esposa, y otro asesinado "bajo la presunta complicidad de su pareja" son la representación de la otra cara de la violencia de género entre parejas, en que las víctimas son el sexo masculino.

Según las cifras de Medicina Legal colombiana, las mujeres siguen siendo las principales víctimas, sin embargo, los hombres no escapan a este tipo de violencia y también denuncian agresiones por parte de ellas, aunque se cree que muchas veces se quedan callados.

Entre enero y marzo del presente año, Medicina Legal reportó 31 casos de violencia de pareja en contra de hombres y 209 en mujeres en Norte de Santander. El promedio a nivel nacional fue de 1.648 agresiones a hombres y 9.407 a mujeres.

Expertos coinciden en afirmar que no es mayor la importancia que le corresponde a las mujeres que sufren violencia de pareja, sino que el problema es mayor para ellas. Por tanto, los hombres, así el número de denuncias haya aumentado, siguen sin hacer muy evidente su situación. Muchas veces se limitan a contar que fueron agredidos y evitan entrar en todo tipo de detalles.

El feminicidio es un grave delito que condena a quienes, por el simple hecho de ser mujeres, las agredan, pero no existe delito contrario.

El Código Penal de Colombia prevé para los hombres la violencia intrafamiliar, el homicidio o la tentativa de homicidio, así como las lesiones personales u otro tipo de delitos, dependiendo de las circunstancias como ocurran los hechos.

Lo apuñaló

Ender Noel Pérez Escalante es un cucuteño casado con la mujer que prometió amarlo hasta que la muerte los separara. Pero las circunstancias de violencia los apartó antes del año de jurarse amor eterno.

Según Ender, los problemas comenzaron antes de lo previsto en medio de discusiones que fueron subiendo de nivel, hasta la tarde del 27 de diciembre de 2017 cuando sucedió el hecho más grave en su casa del barrio Doña Nidia.

“Yo soy músico y ella me conoció tocando en un estadero, pero de casados no le gustaba que saliera con el grupo, ni a los ensayos. Yo le dije que así no podíamos seguir juntos. Por eso, ella se llenó de rabia y se fue para la cocina y me lanzó un cuchillo”, señaló Ender.

El afilado elemento se le incrustó a Ender en la mano derecha, al tratar de evitar que le afectara su cuerpo. Pero la herida, aunque no fue mortal, afectó la movilidad de su mano, precisamente con la que tocaba el bajo y la guitarra, y se ganaba la vida, entre otros oficios.

Medicina Legal neogranadina determinó una incapacidad de 45 días, pérdida de movilidad y secuelas de por vida en su mano.

“Me enviaron a sicología forense, pero me aseguraron que solo atendían a mujeres en estos casos. Lo mismo me pasó cuando busqué un defensor público. Sumado a eso, el día de los hechos, el centro médico donde me atendieron tampoco reportó el caso a la Policía”, recuerda Ender.

Por estos hechos, el afectado finalmente entabló una denuncia penal en contra de su expareja, que avanza ante el Jugado Cuarto Penal Municipal del Circuito de Cúcuta. La Fiscalía le imputó el delito de violencia intrafamiliar. 

(En el círculo la víctima Ender Noel Pérez)
Ender Noel Pérez sufrió pérdida de movilidad y secuelas de por vida en su mano derecha. Abandonó la música.

La muerte

En días pasados, otra familia cucuteña, residente en el barrio San Luis, enfrentó el asesinato del cabo del Ejército Jefferson Alexander Cáceres Vega, en el que presuntamente está involucrada su expareja.

Cáceres reportó su salida del Batallón de Instrucción y Entrenamiento número 13, ubicado en Usme (Bogotá) el 14 de junio de 2016, a las 9:30 de la noche.

Cuatro días después, fue hallado el cadáver del militar a un kilómetro y medio del batallón, asesinado con un balazo en la cabeza. Desde ese momento, las autoridades empezaron a armar el rompecabezas del homicidio, para capturar a los responsables.

(El joven soldado junto a su pareja)

La Fiscalía informó que una vez se conoció la desaparición del cabo, se organizó un pelotón de búsqueda, junto con Ana Isabel Martínez Garzón, esposa de la víctima, quien al llegar a una vereda, cercana a la capital, señaló un punto en el que supuestamente veía dos botas que serían de su esposo.

“Los 15 soldados que la acompañaban no podían verlas (las botas), solo ella las veía en una loma”, aseguró el ente investigador.

Ello, sumado a algunas inconsistencias en las declaraciones de la mujer y unas interceptaciones telefónicas que adelantó la Fiscalía, permitió descubrir que un hombre identificado como Cristian Camilo Rendón, quien sería el amante de Martínez, presuntamente asesinó al militar “solo para poder continuar la relación sentimental que tenía con ella”, dijo la Fiscalía.

Vivieron los tres

Los familiares del soldado aseguraron que Ana Isabel le presentó a Rendón a su esposo como un primo de ella. Por ello, él permitió que este hombre viviera en su casa durante cinco años, desconociendo que realmente era el amante de la mujer, con la que tuvo dos hijos.

Los dolientes afirmaron que detrás del crimen de su ser querido estuvo la ambición de Martínez y Rendón por reclamar un seguro de vida que pagaba el militar por un valor de $130 millones.

(Lea también: En claves | Panamá elige presidente mirando a corrupción y economía)

¿Qué es la violencia intrafamiliar?

Es el maltrato físico o sicológico a cualquier miembro de su núcleo familiar, incurrirá, siempre que la conducta no constituya delito sancionado penado de acuerdo a la ley de cada país.  

Las penas aumentarán cuando la conducta recaiga sobre un menor, una mujer, una persona mayor de sesenta (60) años, un discapacitado, alguien con disminución física, sensorial y psicológica o quien se encuentre en estado de indefensión.

Podrías ser víctima de violencia

De acuerdo con el portal Mayo Clinic, las siguientes son algunas de las conductas que permiten detectar violencia en contra de hombres:

-Te ofende, insulta o menosprecia.

-Te impide ir al trabajo o la escuela.

-Te impide que veas a tus familiares o amigos.

-Intenta controlar cómo gastas el dinero, adónde vas y cómo te vistes.

-Tiene actitudes celosas y posesivas o te acusa constantemente de ser infiel.

-Te amenaza con violencia o con un arma.

-Te pega, patea, empuja, cachetea, ahorca o te lastima de alguna manera a ti, a tus hijos o a tus mascotas.

-Te obliga a tener relaciones sexuales o a participar en actos sexuales en contra de tu voluntad.

-Te culpa de sus comportamientos violentos o te dice que te lo mereces.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.