CNE de Ecuador llama a la calma y promete resultados a la brevedad

EFE

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador hizo un llamamiento a la ciudadanía a mantener la calma, rechazó las actitudes violentas de ciertos actores políticos y ofreció que los resultados de los comicios del domingo se conocerán a la brevedad posible.

El presidente del CNE, Juan Pablo Pozo, en una declaración por televisión, recordó esta noche que el organismo está abocado a procesar ciertas actas de escrutinio rezagadas o suspendidas, lo que ha retrasado el anuncio de los resultados finales.

El retraso en el anuncio del resultado de la elección presidencial ha generado incertidumbre y tensión en el país, que espera los datos finales del CNE para saber si se celebra una segunda vuelta de comicios presidencials entre los dos candidatos más votados en la ronda efectuada este domingo.

Y es que el postulante oficialista Lenín Moreno, que venció en los comicios, espera conocer si alcanza el resultado suficiente para obtener la Presidencia sin necesidad de una segunda ronda.

De su lado, el opositor Guillermo Lasso, segundo en las votaciones, da por sentado que debe haber una segunda vuelta electoral en abril entre él y Moreno, en las que asegura que vencerá al oficialista.

No obstante, la votación de Moreno no llega al umbral del 40 % que se requiere para ganar la elección en una sola ronda, mientras que Lasso, que está con más de diez puntos porcentuales por detrás del oficialista, reclama la segunda ronda refugiado en datos de encuestas y proyecciones.

La norma ecuatoriana establece que un candidato vencerá en una sola vuelta si alcanza más del 50 % de votos o, al menos, 40 % con una diferencia de diez puntos porcentuales con respecto al segundo más votado.

Con el 91,5 por ciento de actas de escrutinio procesadas, Moreno obtiene el 39,07 por ciento de votos y Lasso el 28,43 por ciento.

Es ese porcentaje de menos de diez puntos porcentuales de actas de votación que aún no han sido procesadas lo que tiene a los ecuatorianos en vilo, ya que aún podría inclinar la balanza a uno u otro lado.