Canciller de Uruguay defiende no aplicar Carta Democrática a Venezuela

Rodolfo Nin Novoa
Rodolfo Nin Novoa - Referencial

El canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, defendió este miércoles en el Parlamento que su Gobierno no va a apoyar aplicar la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA) a Venezuela para no aislar al país caribeño.

(Lea también: Gobierno de Uruguay preocupado por “radicalización” política en Venezuela)

"Nosotros estamos dispuestos a discutir esto en cualquier marco pero no vamos a aislar a Venezuela, no le vamos a aplicar (la Carta Democrática), no le vamos a echar (de la OEA) porque la historia demuestra que cuando se aisló a un país nunca se tuvo éxito con los fines que se perseguían", manifestó Nin Novoa.

Durante su intervención en la interpelación parlamentaria a la que fue sometido para que explique la posición del Gobierno respecto a Venezuela, el canciller indicó que "Uruguay no tiene espíritu sancionatorio" y que "espera y aspira a que e partir del dialogo se pueda solucionar el problema que está viviendo Venezuela".

La Carta, el instrumento jurídico de la OEA para proteger la democracia en la región, contempla un proceso gradual que va desde las gestiones diplomáticas hasta, como último recurso, la suspensión de un Estado, y el secretario general de ese organismo, el uruguayo Luis Almagro, aboga por que se le aplique a Venezuela.

Preguntado por el diputado del opositor Partido Colorado (PC) Ope Pasquet, encargado de realizar la interpelación, sobre si Uruguay y Venezuela han retomado los contactos diplomáticos, Nin Novoa dijo que el pasado 2 de mayo el Ejecutivo recibió un nuevo llamado del presidente venezolano, Nicolás Maduro, para acompañar un proceso de diálogo entre el Gobierno y la oposición en el país caribeño.

"Se está creando un grupo de amigos para no intervenir pero facilitar el diálogo, que se pongan metas concretas y condiciones previas que aseguren el resultado para que no haya otro fracaso y Uruguay no le va a negar una mano tendida a un país que esté en problemas", expresó el canciller.

"Esto fue consultado con el presidente (de Uruguay, Tabaré Vázquez) y entre ambos decidimos dejar atrás alguna ofensa para ayudar a cualquier país latinoamericano, en este caso Venezuela", agregó.

Acusación de Venezuela

Nin Novoa se refirió así a la acusación de Maduro de que la Cancillería uruguaya acordaba con el Departamento de Estado de Estados Unidos la posición a tomar sobre Venezuela, algo por o lo que Vázquez pidió al mandatario venezolano que se retractara, sin que eso haya sucedido hasta el momento.

En su intervención, Nin Novoa defendió que la posición del Gobierno respecto a Venezuela siempre ha estado guiada por el compromiso por la solución pacífica de las controversias y la no injerencia.

"Uruguay ha sido fiel a su rica historia diplomática, siempre apostando al diálogo y a velar por al protección de los derechos humanos y no hemos sido ni indiferentes, ni injerencistas, ni intervencionistas", manifestó.

El ministro agregó que Uruguay rechaza "todo intento de intervención en los asuntos internos de otros Estados, tanto en la forma extrema de la intervención militar como en otras modalidades de injerencia como las presiones económicas y de otra índole".

En su interpelación al canciller, Pasquet afirmó que Venezuela es una dictadura porque "no puede calificarse de democracia a un régimen donde se violan sistemáticamente los derechos humanos"