Cali: Epicentro de las manifestaciones, con un confuso incidente entre indígenas, civiles y la policía

Cali, la tercer ciudad de Colombia, volvió a convertirse en el epicentro de las protestas en el país con un confuso incidente que involucró a indígenas, civiles y policía, y que dejó un saldo de al menos ocho heridos.

Así lo confirmó el Defensor del Pueblo (ombudsman) colombiano, Carlos Camargo: "Con gran preocupación por lo sucedido, hemos recibido hasta el momento el reporte de ocho heridos, miembros del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) que habrían sido atacados a disparos".

El CRIC es una organización que agrupa a gran parte de las comunidades indígenas del departamento del Cauca, en el suroccidente del país.

Otros reportes hablan de cuatro civiles heridos.

(Lea también: Levantan bloqueo y abren corredor humanitario en Cali en día 13 de protestas)

Según diversos informes, los disturbios se presentaron cuando civiles organizados intentaron evitar el paso de la que se conoce como Minga Indígena en el sur de Cali.

Lo que en un principio se presentó como una manifestación pacífica de vecinos del lugar para evitar que los indígenas bloquearan una carretera, degeneró en un enfrentamiento en el que hay señalamientos de ambas partes.

Los civiles dicen que fueron atacados con piedras y machetes por los indígenas, a quienes acusan de haber "vandalizado" varios condominios del sector. Los indígenas, por su parte, alegan que fueron agredidos con armas de fuego y que la policía apoyó a quienes los asaltaron.

La Defensoría también dijo que estaban entregando evidencia a las autoridades sobre "presuntas acciones de disparos o agresiones desde carros no identificados en Cali".

La Policía Metropolitana de la ciudad, por su parte, dijo que había acudido al lugar por "el llamado de auxilio de la comunidad del sector, que estaba siendo atacado por un grupo de indígenas".

También se reportaron multitudinarias marchas pacíficas en otras ciudades del país como Pereira.

La Minga y Duque

La población indígena emprendió una marcha, conocida como Minga, hacia Cali para unirse a los manifestantes que desde hace más de una semana protestan contra el gobierno del presidente Iván Duque.

Tras los disturbios del domingo, el mandatario pidió que se realizara "el mayor despliegue" de fuerza pública en Cali, instó a que se levantaran los bloqueos de las vías e hizo un llamado a los indígenas para que regresaran a sus comunidades.

"Es cierto que ellos tienen el derecho a transitar por el territorio, pero sabiendo esta situación de orden público que se vive, deben ellos también enviar un mensaje claro para que retornen su camino a sus resguardos", dijo Duque.

Aunque las autoridades civiles de Cali y el Valle (departamento del que Cali es la capital) le pidieron que viajara a la ciudad para conducir personalmente los diálogos con los indígenas, Duque lo descartó de momento "por prudencia", para que no hubiera una "presencia que distraiga el trabajo de la fuerza pública".

Sin embargo se informó que el ministro de Interior, Daniel Palacios, viajaría a la ciudad para estar al frente de la situación.

"Le he pedido al señor ministro que entre en contacto con ellos (los indígenas), no para limitar la movilidad, sino para que se entienda que este no es el momento de generar provocaciones o confrontaciones con la sociedad", afirmó.

Este lunes, el presidente colombiano se reúne por primera vez con los líderes del Paro. Hay marchas convocadas en todo el país, incluida Bogotá, la capital.

Enfrentamientos

Los enfrentamientos en Cali empezaron hacia las 2:30 de la tarde del domingo, hora local.

El CRIC sostuvo que los asaltos son parte de una "táctica de represión que difiere los ataques desde los uniformados hacia los civiles armados que actúan como paramilitares".

"No entienden que aquí hemos venido a ayudar, no solamente a la ciudadanía, sino a la misma institucionalidad y al gobierno colombiano, por la irresponsabilidad de no atender este paro como debe ser y, al contrario, militarizar las ciudades y los territorios", alegaron desde el CRIC.

Los indígenas dicen tener videos en los que se ve a hombres con camisetas blancas emprendiendo a tiros contra de ellos.

La policía de Cali, por su parte, indicó que recibió videos en los que se ve a indígenas "generando disparos con armas de fuego" y "realizando saqueos a casas y apartamentos del sector".

Los medios locales han publicado videos en los que se ven momentos tensos y enfrentamientos entre los indígenas y vecinos del área.

En las redes sociales también circulan imágenes que muestran escenas de caos.

BBC Mundo pudo verificar dos videos en los que un camión entra a la fuerza a un conjunto residencial y varias personas causan destrozos a autos que se encontraban al interior del conjunto.

Por su parte, el diario El Espectador reportó sobre un video en el que "hombres con camisetas blancas empezaron a disparar".

Más de una semana de protestas

Las protestas en Colombia comenzaron el pasado 28 de abril, en contra del ya retirado proyecto de reforma tributaria del gobierno de Duque.

Las manifestaciones, sin embargo, se han extendido por más de una semana, e incluyen peticiones para reformar el sistema de salud, denunciar abusos de la policía y el cumplimiento de los acuerdos de paz.

Según la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo, hasta la noche del viernes 7 de mayo habían muerto 27 personas.

De esas muertes, 11 están ligadas directamente con las protestas, siete están "en verificación" y nueve que no tienen relación con las protestas, según ambas instituciones.

La ONG Temblores, por su parte, eleva la cifra de muertos a 47.

En Cali es donde se han vivido los hechos más violentos de las protestas, donde se han registrado saqueos, bloqueos y se han denunciado casos de brutalidad policial y de amenazas de civiles contra los manifestantes.

Fuente: BBC

Síguenos en TelegramInstagramFacebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.