Bolsonaro dice que Ford no dijo "toda la verdad" sobre su salida de Brasil

Referencial

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, lamentó este martes la pérdida de 5.000 empleos en el país tras el anuncio de la Ford de suspender la fabricación de automóviles en el país y dijo que la empresa estadounidense ocultó parte de la verdad ya que lo que quería eran más subsidios.

"Lamento los cinco mil puestos de trabajo perdidos", dijo el mandatario a sus seguidores frente al portón del Palacio presidencial de La Alborada y agregó que "a Ford le faltó decir la verdad. Quieren subsidios. ¿Ustedes quieren que se les continúe dando 20.000 millones de reales (unos 3.703,7 millones de dólares), como se ha hecho en los últimos años? Es su dinero, sus impuestos", reseñó EFE.

(Lea también: Apuñaló a una cajera de Walmart en Connecticut por el precio de la leche)

Ford anunció el lunes que este año cerrará sus tres plantas de producción en el gigante suramericano como parte de una reestructuración de sus operaciones en Latinoamérica, que supone un costo de unos 4.100 millones de dólares y que ocasionará la pérdida de unos 5.000 empleos directos.

Tras un siglo de operaciones en Brasil, el fabricante atribuyó su salida del país a la "persistente capacidad ociosa de la industria y a la reducción de las ventas, resultando en años de pérdidas significativas", incrementadas por la pandemia del coronavirus.

No obstante, para Bolsonaro el cierre de las plantas de la Ford se debe a la competición.

"Ellos querían renovar un subsidio para hacer autos y venderlos. Ahora también hay competencia, China, entre otros. (La Ford) salió porque en un ambiente de negocio cuando usted no tiene lucro, cierra", indicó.

Frente a la salida de la compañía estadounidense, el Ministerio de Economía defendió la "rápida" implementación de reformas estructurales para alcanzar un mejor ambiente de negocios en el país y reducir los costos de producción en el país.

El pronunciamiento del Gobierno fue reforzado por la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp), la patronal más influyente de Brasil, y por la Confederación Nacional de Industrias (CNI), tras advertir que la decisión sirve de "alerta" para el país.

Al igual que el Ministerio de Economía, tanto la Fiesp como la CNI alertaron sobre la necesidad de emprender reformas, principalmente tributarias, con el fin de reducir el llamado "coste Brasil" y mejorar así el ambiente de negocios brasileño.

El llamado "coste Brasil" es una suerte de indicador informal que mide la dificultad o esfuerzo necesario para la producción y venta de productos en el territorio nacional y, cuanto más alto es, más difícil desempeñar una actividad económica en el país.

Fuente: EFE

Síguenos en TelegramInstagramFacebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.