Biden pide al Senado centrarse en su agenda pese al "impeachment" a Trump

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos
Donald Trump, presidente de los Estados Unidos - Cortesía / AFP

La Cámara de Representantes ha aprobado este miércoles el impeachment contra el presidente Donald Trump por “incitar a la insurrección”. En total, 232 congresistas han votado a favor, 197 en contra, y cuatro no se han pronunciado. A la mayoría demócrata se han unido 10 legisladores republicanos. Ningún presidente había sido censurado con tantos votos de su propio partido. Además, el mandatario es el primero en la historia de EE UU en ser censurado dos veces de esta manera. La arenga a sus seguidores para que avanzaran sobre el Capitolio el pasado 6 de enero, cuando los legisladores se aprestaban a ratificar el triunfo de Joe Biden en las elecciones, le ha costado caro.

Antes de la votación final, la presidenta de la Cámara, la demócrata Nancy Pelosi, ha declarado que el presidente es un “peligro” para la nación y “se tiene que ir”. Aunque un puñado de republicanos, encabezados por la congresista Liz Cheney, se ha sumado a la iniciativa, una mayoría de sus compañeros de filas ha sostenido que el impeachment es “temerario” e “insensato” en este momento. 

El líder del partido en la Cámara, Kevin McCarthy, ha culpado al presidente del ataque al Capitolio, pero se ha opuesto a la acusación por considerar que ahondará las divisiones. Horas después de la decisión de la Cámara de Representantes, la Casa Blanca ha hecho público un vídeo en el que Trump reniega de la violencia y dice a sus seguidores que el vandalismo no apoya su causa. El mandatario no hace una sola mención al impeachment. “América es una nación de leyes”, asegura.

(Lea también: Trump pide a sus seguidores evitar la "violencia" antes de la investidura de Biden)

La decisión de la Cámara abre la vía a la apertura de un juicio político en el Senado, donde los demócratas necesitan dos tercios de los votos para enjuiciar al presidente. El líder republicano Mitch McConnell ha señalado que el juicio se celebrará después de la ceremonia de toma de posesión de Joe Biden el 20 de enero, cuando Trump ya haya dejado el poder. 

McConnell no ha tomado una decisión sobre cómo votará, pero ya hay varios senadores de su partido que se han posicionado a favor de la destitución.

En sus primeros comentarios sobre el impeachment a Trump, Biden dijo que Estados Unidos debe atender la pandemia del coronavirus y una economía en crisis, y necesita que el Senado confirme rápidamente a su Gabinete para que el nuevo Gobierno pueda ponerse a trabajar tras su juramentación.

Fuente: El País

Síguenos en TelegramInstagramFacebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.