Bolivia: Admiten nueva acusación por genocidio contra Jeanine Áñez

Expresidenta de Bolivia, Jeanine Áñez
Expresidenta de Bolivia, Jeanine Áñez - Cortesía

La Fiscalía General de Bolivia admitió este lunes una nueva proposición acusatoria contra la expresidenta de facto Jeanine Áñez, agregando otro delito de genocidio, lesiones graves y lesiones seguidas de muerte por el fallecimiento de civiles en 2019 con disparos de bala.

La Fiscalía hizo pública esa admisión fundamentada en las masacres de Sacaba, en Cochabamba, y Senkata, en El Alto, donde una veintena de personas fallecieron en enfrentamientos con las fuerzas conjuntas de seguridad de policías y militares.

El Ministerio Público “confirma al Tribunal Supremo de Justicia que inició fase de acumulación de antecedentes”, se señala en la publicación de la entidad en Facebook que está acompañada por la notificación de “inicio de investigaciones”.

En el documento se indica específicamente a la ex jefa de Estado de facto “por la presunta comisión” de genocidio, lesiones graves y lesiones seguidas de muerte en una denuncia interpuesta por los familiares de las víctimas.

Los hechos de Sacaba se registraron el 15 de noviembre de 2019 durante una marcha en la que los manifestantes pedían el respeto a la victoria de Evo Morales en los comicios boicoteados por la oposición y afectados por la manipulación de la Organización de Estados Americanos (OEA) y su misión de observación, que un año después reconoció la legitimidad de las elecciones de ese año.

Cuatro días después de aquellos incidentes, los pobladores hicieron un bloqueo en inmediaciones de la planta de combustibles de Senkata, en la zona alteña del mismo nombre, y se enfrentaron con las fuerzas militares que buscaban habilitar el paso en el lugar.

(Lea también: Pedro Castillo rechaza acusaciones de financiamiento irregular a su campaña electoral en Perú)

La versión del Gobierno golpista en ese momento fue que los disparos se produjeron entre los mismos manifestantes y que las fuerzas de seguridad no habían utilizado armamento letal, mientras que algunos organismos como la Defensoría del Pueblo establecieron que hubo un uso desmedido de la fuerza.

La acción de la Fiscalía podría derivar en la entrega de la investigación para que el Parlamento se pronuncie sobre el juicio de responsabilidades contra la exmandataria, quien lleva casi cuatro meses recluida en una cárcel de La Paz por otro proceso en el que se la acusa de terrorismo, sedición y conspiración.

Esas acusaciones son parte de las investigaciones por el golpe de Estado por el que también se procesa a exministros del Gobierno de facto, además de exjefes policiales y militares.

En el Parlamento boliviano también están otras proposiciones acusatorias contra Áñez por la autorización de un crédito con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sin aval del Legislativo, la aprobación de un decreto contra la libertad de expresión y la ampliación de la concesión del Servicio Público de Registro de Comercio.

Fuente: EFE

Síguenos en Telegram, Instagram, Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.