Así fue el desenlace del doble crimen en Parque Caiza

Composición / Imágenes de Twitter

El venezolano Giomar Alejandro Cartagena Alcántara fue capturado en Colombia, luego de ser acusado del asesinato de su novia y el de su madre, informó este domingo la policía colombiana.

Las dos mujeres, Oriana Monasterios de 20 años de edad, y su madre Joaquina Alcina Sánchez de 52 años, fueron asesinadas el 24 de febrero de 2010 y sus cuerpos incinerados aparecieron en un terreno baldío de la urbanización Parque Caiza, vía Petare-Guarenas, en el estado Miranda.

La exnovia de Cartagena era estudiante de diseño gráfico, mientras que su madre era abogada.

A continuación se presenta varios de los episodios de la historia marcada por el despecho, venganza y ambición que llevó al desenlace del doble crimen en Parque Caiza:

Amoríos

La relación amorosa entre  Cartagena y Monasterios terminó luego de cuatro años, cuando en julio de 2009 el antisocial fue detenido en Barquisimeto por "cometer un secuestro exprés".

También se conoció que la relación entre los jóvenes "no era del agrado" de los padres de Oriana, porque Giomar "era una persona delictiva y tenía antecedentes penales".

A pesar de que el amor había terminado, desde la cárcel Giomar intentó mantener una relación con la joven veinteañera, quien luego decididió rehacer su vida sentimental. Motivo por el que Cartagena habría decidido vengarse de ella.

Ese mismo año (2009), la juez tercera de Control del estado Lara, Amelia Jiménez, le otorgó al joven una medida cautelar, bajo régimen de presentación. Ya en libertad, Cartagena buscó seguir en contacto con la joven, al punto que le aseguró que "sufría de una enfermedad terminal". Por tal razón, la joven ofreció ayudarlo con dinero con el que ella se compraría un carro.

"Cita con la muerte"

Oriana aceptó verlo y acordaron encontrase, aunque su madre le aconsejó no reunirse con él. 

Ese día salieron a dar una vuelta en un Volkswagen Fox y se dirigieron a la Cota Mil, donde Cartagena estacionó el carro con la excusa de ir al baño. En ese preciso momento, simuló un secuestro al ser abordados por varios sujetos armados.

Luego, los antisociales se fueron con la pareja hasta la residencia que Oriana compartía con su madre, en el octavo piso del edificio Sorocaiana de San Bernardino. Al lugar entraron con la joven mientras Cartagena se quedó “detenido” en el carro.

En el apartamento estaba la madre de la joven, a quien también le vendaron los ojos. Después revisaron la vivienda en busca de prendas y otros objetos de valor.

"En una gaveta encontraron 32 mil dólares que Joaquina había ahorrado para comprarle un carro a su hija por su cumpleaños".

Una vez cumplido parte del plan, Cartagena subió para decidir con sus compañeros cuál sería el destino de las dos mujeres. Pero la madre de Oriana reconoció la voz de su exyerno y le reclamó ante lo que sucedía.

Junto a la madre e hija, los sujetos abandonaron el apartamento después de la medianoche en tres vehículos y se dirigieron a Parque Caiza.

Destino sin retorno

Al llegar a la urbanización, a la altura del antiguo simulador de vuelo de Viasa, los antisociales dejaron escapar a las damas.

"Les hicieron creer que las dejarían ir, pero casi de inmediato Cartagena le disparó a Sánchez en la cabeza, la roció con gasolina y le prendió fuego ante la mirada aterrada de Oriana, que intentó correr a pesar de haber recibido varios disparos y a quien luego le prendieron fuego".

Posterior a esta "escena del crimen", los delincuentes se habrían dirigido a un motel ubicado en la Carretera Panamericana.

Hallazgo

Para el momento del hallazgo, las víctimas presentaban golpes, quemaduras y heridas por arma de fuego. Asimismo los cuerpos de las mujeres se encontraban a una distancia de tres metros aproximadamente, el uno del otro.

Según las investigaciones, Sánchez "fue amordazada con un trapo y debido a la postura de las extremidades del cadáver, se determinó que la quemaron viva". 

Mientras que la joven de 20 años presentaba quemaduras en la parte posterior de la cabeza, así como en parte de su cabello, cuello y pequeñas áreas del cuerpo, y además le "apreciaron al menos cinco heridas de bala, entre el abdomen, ingle, glúteo y cuello".

"Monstruo de Parque Caiza"

Cartagena Alcántar, apodado posteriormente como el "Monstruo de Parque Caiza", ya tenía antecedentes por hurto y había cumplido condena en la cárcel de Uribana.

Policialmente el conocido caso de Parque Caiza fue resuelto en pocos días, cuando se determinó que el móvil del asesinato había sido el robo de los 32 mil dólares. Además porque entre los homicidas destacaba un primo del exnovio de Oriana.

Por este hecho siete personas resultaron implicadas, pero solo dos fueron detenidas: Douglas Manuel Cartagena Gil y Gustavo Enrique Barreto Suárez, ambos de 22 años de edad.

Asimismo, las investigaciones arrojaron que Cartagena había salido de Caracas y permanecía refugiado en Colombia. Y este domingo 21 de agosto, autoridades colombianas informaron sobre la captura del venezolano en la vecina nación. 

Aunque la Policía no precisó el lugar donde fue capturado Cartagena, la detención se realizó luego de identificar y seguir al sujeto, quien al parecer no salía de su lugar donde residía "para evitar ser detenido porque activamente era buscado por las autoridades".