3 de diciembre: Día Internacional del Médico

Esta fecha conmemora el natalicio del Carlos J, Finlay, galeno cubano que descubrió la vacuna contra la fiebre amarilla
Esta fecha conmemora el natalicio del Carlos J, Finlay, galeno cubano que descubrió la vacuna contra la fiebre amarilla

Por Iniciativa de la Confederación Médica Panamericana, desde 1946 cada  3 de diciembre se conmemora, el Día Internacional del Médico, inicitiva que  recuerda el aporte del  galeno cubano Carlos J. Finlay, a quien se le atribuye el descubrimiento del mosquito  Aedes Aegity, transmisor de la fiebre amarilla

Para el ex Secretario General de la Confederación Médica Panamericana, Ricardo J. Caritas,  gracias a los trabajos de Finlay, "se conoció de forma temprana (Siglo XIX) una enfermedad transmisible de alta prevalencia en la región de América Central y el Caribe, y que impidió por más de 20 años que se hiciera posible la construcción del Canal de Panamá", reseñó el Sindicato Médico de Uruguay, en su página web 

Carlos Finlay nació en la ciudad de Camagüey, Cuba, el día 3 de diciembre de 1833. A la edad de once años, en 1844 fue enviado a Francia donde prosiguió su educación escolar en el havre hasta el año 1846, en que tuvo que regresar a Cuba por haber sufrido un ataque de corea. Esta afección dejó en él la huella de cierta tartamudez de que curó por una enseñanza metódica que instituyó su padre.

(Lea también: Diseñan una vacuna contra la rabia mucho más rápida y fuerte que la actual

Volvió a Europa en 1848, para completar su educación en Francia; pero la revolución de aquel año le obligó á permanecer en Londres, y cerca de un año en Maguncia. Ingresó por fin en el Liceo de Rouen, donde prosiguió sus estudios hasta el año 1851, en que tuvo que volver á Cuba a convalecer de un ataque de fiebre tifoidea.
Carlos Finlay desarrolló la vacuna contra la malaria y tétanos infantil 

Cursó, en Filadelfía, la carrera de medicina, doctorándose el 10 de marzo de 1855, en el Jefferson Medical College.

El Dr. Carlos Finlay de la Habana, fue el primero en establecer la experimentación directa para probar sus ideas sobre el papel que desempeña el mosquito en la transmisión de la fiebre amarilla. 

Su método consistía en alimentar al mosquito con sangre de casos de fiebre amarilla antes del sexto día de la enfermedad y aplicarlos después, con un intervalo de 48 horas a 4 o 5 días, a personas susceptibles. Su idea era producir una infección ligera con el objeto de obtener la inmunidad. 

No es sólo en el campo de la fiebre amarilla que el Dr. Finlay se hace acreedor a la gratitud universal. La inventiva de su claro ingenio descubrió, o dio forma práctica, a la solución del problema del tétanos infantil. 

Fuente: Sindicato Médico de Uruguay. 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa alink https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.