jueves, 24 de abril de 2014

 

Deportes

08 / 06 / 2012
- 11:49:36
Un cerdo, un hurón y una elefanta, los adivinos de la Eurocopa
Un cerdo, un hurón y una elefanta, los adivinos de la Eurocopa
/ JMS
Un cerdo de 380 kilos, un hurón con nombre de estrella de cine, Fred, y una elefanta residente en un zoológico son los adivinos de la Eurocopa de Ucrania y Polonia que siguen la estela dejada por el tristemente fallecido pulpo Paul.

"Nuestro pronóstico: hoy ganan Rusia y Polonia", anunció Serguéi Bril, el maestro de ceremonias en la "fan zone" inaugurada hoy en el corazón de Kiev.

Ese fue precisamente el pronóstico del cerdo Funtik, que dispone desde hace dos días de un lugar de honor en la plaza de la Independencia, escenario en 2004 de la Revolución Naranja.

Ante la atenta mirada de numerosos fotógrafos, el cochino eligió los platos con palos de maíz que portaban la bandera tricolor rusa y la rojiblanca polaca.

El cerdo, que hará cada día los pronósticos a la misma hora (13:00 GMT) durante las próximas cuatro semanas, dudó al acercarse a los platos repletos de maíz, pero finalmente optó por los dos equipos eslavos.

"El singular y único cerdo profeta, un auténtico cochino ucraniano, adivino y profundo conocedor de los secretos del fútbol. Tiene un carácter bueno y alegre, y lo más importante: le gusta el fútbol", dijo el Ayuntamiento de Kiev del célebre animal

Eso no quitó para que Funtik, quien ya ha recibido la promesa de que no será sacrificado para preparar el famoso tocino ucraniano "Salo", se zampara el contenido de los cuatro platos.

Un portavoz de la organización añadió: "Lo pusieron a prueba durante dos semanas con varios partidos locales e internacionales. Tiene talento de profeta, si no, no lo hubieran escogido. Cuán precisos serán sus pronósticos, lo veremos muy pronto".

El pronóstico del cochino desató el júbilo entre los aficionados de los equipos ruso y polaco, pero también entre los miles de hinchas que asistieron hoy a la inauguración de la "fan zone" de Kiev, con capacidad para casi 100.000 personas.

También hoy ejerció sus dotes adivinadoras el hurón de Járkov, Fred, quien fue trasladado en limusina a la plaza de la Libertad de la ciudad ucraniana.

Para sorpresa de todos, el hurón rechazó ambos tazones, por lo que los organizadores concluyeron que los dos partidos que se disputarán en la primera jornada acabarán en empate.

Polonia se enfrenta hoy a Grecia en el partido inaugural en Varsovia, mientras que los rusos, semifinalistas hace cuatro años, se batirán contra la República Checa, finalistas en 1996.

Hace dos días le tocó el turno a la elefanta Citta, inquilina del zoo de Cracovia, quien pronosticó una victoria polaca frente a Grecia.

Los cuidadores de la elefanta le ofrecieron tres jugosos melones situados sobre otros tres carteles donde se mostraban las diferentes posibilidades del encuentro: victoria griega o polaca, o bien empate.

Citta eligió el melón que representaba la victoria de Polonia, lo que provocó el júbilo de sus cuidadores y del público que esperaba ansioso su predicción.

Esta paquidermo de 33 años, que llegó a Polonia desde el parque español de Terra Natura, en la Comunidad Valenciana, "tiene una gran intuición y es capaz de predecir los resultados de los partidos", aseguran los responsables del zoo de Cracovia.

La tradición de los animales oráculo arrancó hace cuatro años en la Eurocopa de Austria y Suiza, en la que el pulpo Paul atrajo en ocasiones más interés que los propios partidos de fútbol.

En la Eurocopa de 2008, el ya fallecido cefalópodo que ejercía sus dotes vaticinadoras en una piscina pronosticó cuatro de las seis victorias de Alemania en 2008, lo que lo convirtió en toda una celebridad mundial.

Por si fuera poco, Paul acertó los resultados de todos los partidos de la selección de Alemania durante el Mundial de Sudáfrica en 2010, incluida su derrota en las semifinales, y también acertó al pronosticar la victoria de España en la final ante Holanda (1-0).

Según los organizadores, el interés en los pronósticos de los tres animales videntes dependerá de sus aciertos durante las próximas cuatro semanas.

Con todo, los aficionados cruzarán a buen seguro los dedos para que Funtik, Fred y Citta apuesten por la victoria de sus equipos.

La Eurocopa, que se disputa por vez primera en Europa del Este, concluirá el próximo 1 de julio con la gran final en el Estadio Olímpico de Kiev.