sábado, 19 de abril de 2014

 

Nacionales

04 / 09 / 2012
- 04:32:14
Trabajadores de Globovisión acuden a la Fiscalía para exigir el cese de "acusaciones infundadas"
AAS / Globovisión
Los trabajadores de Globovisión acudieron este martes a la Fiscalía General de la República para exigir que prosiga la investigación y se esclarezcan los hechos ocurridos en la Unidad de Producción Social Paula Correa en el estado Aragua. Asimismo, demandan al Gobierno nacional que "no se entrometa más en la investigación".

Solicitaron al Ministerio Público "que garantice los derechos humanos de los investigados, incluyendo el de ser considerado inocente mientras no se pruebe lo contrario, y el de ser juzgado por un tribunal independiente e imparcial, sin interferencias ni presiones indebidas del presidente Chávez y sus colaboradores inmediatos".

Los trabajadores también solicitan que cese la instigación al odio y las acusaciones infundadas, tomando en cuenta las declaraciones ofrecidas por el vicepresidente Elías Jaua y el ministro de Interior y Justicia, Tareck El Aissami sobre el caso.



Lea a continuación el comunicado consignado ante la Fiscalía por trabajadores de la planta televisiva:

Los trabajadores de globovisión rechazamos las acusaciones infundadas y el discurso de instigación al odio, del alto gobierno en nuestra contra

Nosotros, los trabajadores de GLOBOVISION, repudiamos las declaraciones emitidas el pasado viernes 31 de agosto por el Vicepresidente Ejecutivo de la República, Elías Jaua, y el Ministro para las Relaciones Interiores y Justicia, Tareck El Aissami, quienes nos acusaron indiscriminadamente de promover la violencia, al generalizar una situación concreta y específica que presuntamente involucra a un (1) trabajador de GLOBOVISIÓN, cuando apenas comienza la investigación del Ministerio Público en este caso. La conducta que supuestamente tuvo un compañero de GLOBOVISION no puede comprometer al Canal ni el accionar diario de más de 400 trabajadores que laboramos en esta planta televisiva, como lo señalaron los Altos Funcionarios en sus declaraciones.

Las acusaciones en cuestión configuran un discurso oficial instigador de agresiones físicas y verbales contra nosotros los trabajadores de GLOBOVISION, quienes nos vemos expuestos al odio y desprecio públicos. Estas acusaciones infundadas, al emanar de dos altos funcionarios que son “colaboradores inmediatos” del Presidente Hugo Chávez, fomentan la intolerancia y hostilidad por parte de algunos sectores de la población hacia nosotros, y han sido interpretadas por algunos individuos y grupos de forma tal que han derivado ya en actos de intimidación, discriminación y violencia contra los trabajadores de esta Planta Televisiva, y en obstaculizaciones a nuestra labor periodística. De hecho, desde que el Vicepresidente y el Ministro formularon sus acusaciones, ya han ocurrido al menos tres incidentes.

Los trabajadores de GLOBOVISION ratificamos nuestro rechazo a cualquier manifestación de violencia, dentro o fuera de nuestras labores reporteriles, y cónsonos con nuestros valores, si es que alguien cometió un hecho ilícito, invocamos la aplicación de la ley y un juicio justo. Sin embargo, denunciamos el manejo mediático e irresponsable que le han dado el Vicepresidente y el Ministro a esta situación, al exponer públicamente el nombre del presunto responsable de los sucesos, aún sin haber concluido la investigación, y revelar públicamente otros detalles de la misma, en clara infracción de la reserva legal de la investigación y de la presunción de inocencia.

Los trabajadores de GLOBOVISION, cada vez que hemos tenido que dar la cara y someterse a cualquier investigación, lo hemos hecho sin equívocos. Al igual que la empresa, estamos dispuestos a colaborar con todas las investigaciones. Siempre hemos estado dispuestos a colaborar para esclarecer los hechos, y esta no ha sido ni será una excepción. Es por ello que dos de nuestros compañeros asistieron a la citación del CICPC en calidad de “testigos” y dieron sus testimonios en presencia del Ministerio Público, y no como los Altos Funcionarios del Ejecutivo señalaron maliciosamente, al pretender confundir a los ciudadanos y hacerles creer que dos o más trabajadores del Canal supuestamente “confesaron” su participación en hechos delictivos.

Los trabajadores de GLOBOVISIÓN le exigimos al Poder Ejecutivo Nacional que no se entrometa más en la investigación. Al Ministerio Público le pedimos que prosiga la averiguación y esclarezca lo ocurrido; que garantice los derechos humanos de los investigados, incluyendo el de ser considerado inocente mientras no se pruebe lo contrario, y el de ser juzgado por un tribunal independiente e imparcial, sin interferencias ni presiones indebidas del Presidente Chávez y sus colaboradores inmediatos; y que para prevenir las consecuencias de este discurso oficial, adopte las medidas que sean necesarias para proteger la vida, integridad personal y libertad de expresión de los periodistas, camarógrafos, directivos y demás trabajadores de GLOBOVISION, tal como la han ordenado la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos en decisiones ya conocidas por el Estado Venezolano.