domingo, 20 de abril de 2014

 

Salud

19 / 03 / 2012
- 04:35:00
Silicona ¿el origen de bustos y glúteos perfectos?
/ SCZ
¿Qué sería de Pamela Anderson, Kendra, Kim Kardashian, Denisse Richard, Adriana Barrientos, Luli y Marlen Olivarí sin la silicona? Quizás no tendrían la fama ni fortuna que hoy ostentan.

En los noventa todos esperábamos el inicio de Baywatch sólo para ver a la Anderson correr. Sin embargo, esos momentos no existirían si en 1880 los genios de la medicina no hubiesen tratado de experimentar con bolas de cristal, cartílago, esponjas y sacos de materiales.

No hubo buenos resultados hasta 1940 cuando “vimos la luz”. Muchos senos fueron aumentados con sustancias líquidas como la parafina y otros derivados del petróleo por personas no autorizadas, causando alteraciones importantes como dolor, cambios en la coloración de la piel e infecciones.

El momento culmine fue en 1963. Se introdujo el primer implante de silicona con moléculas de alto peso molecular gracias a Cronin y Gerow, los primeros creadores de los implantes de mama. Consistían en unas bolsas de lámina de silicona rellenas de aceite de silicona de grado médico, situación que inspiro a la cinta de HBO “Breast Man” protagonizada por dos conocidos de Hollywood: David Schwimmer y Chris Cooper. Pero sólo en 1970 alcanzaron popularidad, ya en el ‘80 disminuyeron aún más el riesgo de ruptura gracias al gel de silicona.

Actualmente, los implantes de gel de silicona se utilizan en casi el 95% de las cirugías de aumento mamario con un riesgo de complicaciones muy bajo.

Sin embargo, no todo podía ser tan bello, porque durante la década pasada el concepto involucionó gracias a inescrupulosos como el Dr. Aníbal “Lecter” Lotoki, quien inyectaba metacrilato a sus pacientes, como a las nacionales “Blanquita Nieves” y Marcia Sáenz.

Actualmente, Lotoki sigue ejerciendo y tiene su sitio web activo: www.aniballotocki.com.ar apoyado por publicidad en youtube. Todo un ejemplo para la ciencia y los atrevidos que desean “enchularse a bajo costo”, salvo para los alérgicos como yo.