viernes, 18 de abril de 2014

 

Analistas

30 / 11 / 2012
- 06:40:44
Siéntese a pensar antes de comenzar a gastar…
Siéntese a pensar antes de comenzar a gastar…
Jessica Morales / @jmorales_gv / Globovisión/ jmorales@globovision.com
Si bien este año la inflación se ha desacelerado, el incremento de los precios no ha cesado. Durante los diez primeros meses de 2012 los precios en el país subieron 13,4%, y aunque tanto el Gobierno como el Banco Central de Venezuela estiman que el próximo año la inflación será menor, diversos analistas coinciden en que esto podría no ocurrir de concretarse una devaluación del bolívar.

Ante este panorama son muchos los venezolanos que están considerando cómo sacar el mayor provecho a los aguinaldos o utilidades que ya empezaron a cobrar.

Para esto lo primero es no dejarse llevar por sus impulsos. Evite empezar a gastar sin antes sentarse a analizar cuáles son sus necesidades reales.

La compra de bienes como electrodomésticos, equipos tecnológicos y muebles es una excelente opción para preservar el valor del dinero que está percibiendo en este fin de año. Eso sí, si realmente necesita estos artículos en este momento, o si cree que los va a necesitar durante el próximo año, porque de lo contrario estará haciendo una mala inversión. No se trata de comprar por comprar.

Otra buena forma de invertir el dinero de las utilidades es remodelando y haciendo las reparaciones que necesite su vivienda.

Quizá usted sea una de esas personas que ha venido dándole vueltas a una idea de negocios y no la ha concretado, entre otras cosas por falta de capital. El dinero de las utilidades puede ayudarle a dar ese primer paso como emprendedor. Aunque crea que es muy poco, atrévase a empezar. Para esto es importante que busque asesoría.

El Instituto de Finanzas y Empresas recomienda invertir en los llamados “activos productivos”, es decir bienes que generen valor. Por ejemplo, un carrito para vender hamburguesas, una máquina de hacer cotufas para alquilar en fiestas, una moto, no para uso particular, sino para servicios de encomiendas, entre otros que le permitan recuperar su inversión y seguir obteniendo ganancias.

Al recibir las utilidades no olvide pagar al menos una parte de sus deudas, sobre todo las de sus tarjetas de crédito que son las más costosas. Recuerde que la tasa de interés para este financiamiento está establecida en 29% anual más tres por ciento adicional si se retrasa en el pago.

No sólo se debe pensar en invertir el dinero que se recibe a final de año. También hay que ahorrar para cualquier eventualidad que pueda presentarse durante los próximos meses.

Otra de las recomendaciones del Instituto de Finanzas y Empresas es construir un fondo para emergencias equivalente a por lo menos tres meses de sus gastos fundamentales.

Es inevitable, adquirir cosas extras en diciembre, cenas, fiestas y regalos son uno de los principales motivos que nos llevan a gastar.

Insistimos en que es importante que se siente a evaluar cuáles son sus necesidades reales y cuánto le quedará luego de cubiertas. Haga un presupuesto para los gastos de Navidad y sígalo.

Tenga en cuenta que en enero varias tiendas en el país tienen ofertas y quizá ese producto que a usted le provoca comprar en este momento podría costarle menos en las ofertas de principios del próximo año. Evalúe si puede esperar, es una forma de estirar el dinero.