viernes, 25 de abril de 2014

 

Analistas

19 / 06 / 2012
- 10:17:50
¡Salvar al planeta!
¡Salvar al planeta!
Nitu Pérez Osuna / Globovisión
Ese es el quinto objetivo del programa de gobierno que presenta el candidato Chávez al electorado.“En esta lucha, haremos todos los esfuerzos sensibles y bien dirigidos que haya que hacer en función de revertir las causas y efectos de las devastadoras crisis ambientales que atentan contra la posibilidad de vida del ser humano sobre el planeta Tierra”, dice el texto mencionado.

Pero Venezuela se hunde en basura, aguas contaminadas, derrames petroleros, tala de arboles y se llena de fusiles, granadas, tanques y aviones para una supuesta guerra, no sabemos contra quien.

Esa es la manera, como un nuevo e hipotético gobierno del comandante candidato “contribuiría con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana”.

En ninguna parte del susodicho programa se habla de enfrentar la inseguridad que ha acabado con la vida de mas de 180 mil  venezolanos en estos 13 años de gobierno militar.

No habla de cómo afrontar el problema de los frecuentes apagones que ocasionan iguanas, rabipelaos y otros roedores.  Del problema del hambre el texto señala: “Lograr la soberanía alimentaria para garantizar el sagrado derecho a la alimentación de nuestro pueblo”. Es decir, repite la misma promesa  por la que le robaron, a sus legítimos propietarios, mas de 2 millones de hectáreas y ahora nada se produce, todo se importa.

De los empleos que creará y en cuales áreas, nada.  Lo que sabemos que si  ha producido en estos 13 años es el cierre de miles de empresas que han dejado a cientos de miles de  venezolanos sin la posibilidad de llevar el sustento a sus hogares.

Nada de los temas sensibles nos enuncia el texto, nada de los problemas reales que necesitan ser abordados y solucionados.  Lo que promete el comandante es independencia, pero con cubanos, árabes, rusos y bielorusos interviniendo en nuestros asuntos.  Socialismo del siglo XXI, para mayor ineficiencia e incapacidad. Potencia energética, pero sin luz, con  las calles  llenas de huecos, los puentes derribados y sin gasolina en los estados fronterizos. Y como Miss Universo –con el perdón de las misses- la paz mundial pero con una revolución armada.

Mientras tanto, las calles venezolanas se llenan de hombres, mujeres y jóvenes, quienes portando banderas multicolores cantan: ¡Algo bueno está pasando...!

No mas cadenas, no mas discursos, no mas promesas...compromiso de enfrentar con decisión el rescate del país y su democracia es lo que quiere el pueblo y en eso... anda el flaquito.