domingo, 20 de abril de 2014

 

Internacionales

26 / 01 / 2013
- 01:09:05
Rousseff asegura que "no hay límites para la cooperación con Chile"
Rousseff asegura que
VGN / Globovisión / EFE
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aseguró en Santiago, tras mantener una reunión de trabajo con su colega chileno, Sebastián Piñera, que para su país "no hay límites para la cooperación con Chile".

Rousseff llegó el viernes a la capital chilena para participar en la primera cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE), que reúne a delegaciones de unos 60 países y se desarrolla hoy y mañana.

Pero antes del encuentro regional, Rousseff, quien visita Chile por primera vez desde que asumió la presidencia, se reunió con Piñera durante más de una hora en el palacio de La Moneda para discutir asuntos bilaterales.

La cooperación en educación, cultura e investigación científica fueron otros de los temas abordados en el encuentro, en el que participaron también los cancilleres y ministros de Educación de ambos países.

Piñera y Rousseff también firmaron acuerdos para intercambios académicos, promoción cultural y para incentivar la enseñanza recíproca del español y el portugués.

Además, los mandatarios acordaron que Brasil podrá utilizar la base chilena en territorio antártico mientras reconstruye sus instalaciones en la base "Comandante Ferraz", destruida por un incendio hace un año.

En declaraciones a la prensa posteriores al encuentro con Piñera, Rousseff afirmó que "Brasil está listo para cooperar con Chile en todo", y mencionó el interés de su gobierno en acercarse en temas como energía, biocombustibles e inversiones.

"Brasil está disponible y dispuesto para construir una relación más amplia y fuerte, no solo económica sino también cultural y educativa", subrayó.

Por su parte, el presidente Piñera manifestó el interés de su país en aumentar los contactos con Brasil en materia de ciencia y tecnología, así como para establecer "corredores bioceánicos" entre la costa chilena en el Pacífico y la brasileña en el Atlántico.

Para Rousseff, la idea de conectar a Chile y Brasil a través de sus puertos es prioritaria, pues éstos serían, según dijo, "las fronteras" entre ambas naciones, que no tienen límites terrestres.

Chile forma parte de la Alianza del Pacífico, un mecanismo de integración subrregional del que también forman parte Perú, Colombia y México, que suma 215 millones de habitantes y representa cerca del 35 % del Producto Interno Bruto (PIB) de Latinoamérica.

Este bloque, donde están agrupadas las cuatro economías latinoamericanas que más están creciendo, es considerado por muchos analistas, un contrapeso al poderío económico de Brasil en la región, si bien los socios de la Alianza han dejado claro que no pretenden excluir ni competir con ningún país.

Sobre el uso de las instalaciones chilenas en la Antártida por parte de Brasil, Piñera ofreció toda la ayuda de su país a los investigadores brasileños por el tiempo que sea necesario para que puedan realizar sus estudios desde la base Eduardo Frei.

"En el continente blanco de la paz y del futuro, sin duda podemos colaborar intensamente Brasil y Chile. Por ahora, Chile ha ofrecido todas las facilidades para la reconstrucción de la base brasileña que recientemente se quemó en la Antártica", expresó el gobernante.

Brasil lanzó su primera expedición a la Antártida en 1982 y dos años después terminó la construcción de su primera base, denominada Comandante Ferraz en homenaje a un oficial naval fallecido en el continente blanco.

Dicha base quedó destruida hace un año tras un incendio en el que murieron dos personas, pero Rousseff anunció su reconstrucción, para el 2015, con un costo de 57 millones de dólares.

Rousseff aprovechó su reunión con Piñera para agradecer a Chile el apoyo brindado a muchos brasileños que se refugiaron en ese país durante la dictadura militar (1964-1985), entre ellos, según dijo, varios miembros de su gabinete.

La presidenta brasileña tiene previsto hoy mantener encuentros bilaterales con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y con la canciller alemana, Angela Merkel.

Rousseff se unirá además a los más de 40 Jefes de Estado y de Gobierno que asisten a la Cumbre Celac-UE que se celebra hoy y mañana en Santiago bajo el lema "Alianza para el desarrollo sostenible: promoviendo inversiones sociales y medio ambiente de calidad".