jueves, 17 de abril de 2014

 

Internacionales

15 / 02 / 2013
- 08:23:55
Restringen los autobuses nocturnos en el sur de Brasil por ola de violencia
Restringen los autobuses nocturnos en el sur de Brasil por ola de violencia
JO/Globovisión/EFE /
Los trabajadores del transporte público del estado brasileño de Santa Catarina, en el sur del país, restringirán el servicio nocturno desde este viernes, debido a una ola de ataques contra autobuses atribuida a mafias que operan desde el interior de las prisiones.

La decisión fue ratificada por el sindicato que agrupa a los conductores de autobuses después de que durante esta madrugada dos vehículos fueron atacados con bombas incendiarias en estacionamientos de las ciudades de Florianópolis e Içara.

Con esos dos actos de violencia suman 100 los registrados en los últimos 16 días contra autobuses de transporte público o vehículos particulares en Florianópolis, capital del estado de Santa Catarina, y algunas ciudades vecinas.

Antonio Carlos Martins, portavoz del sindicato de chóferes, dijo que aunque los sucesos aún no han causado víctimas, "no hay seguridad para trabajar", por lo que se decidió que los autobuses solamente circularán entre las 06.00 y las 19.00 horas.

El presidente de la patronal que agrupa a los empresarios del transporte público, Valdir Gomes, declaró a los periodistas que, aunque esa decisión puede provocar pérdidas económicas, "no es posible obligar a nadie a trabajar sin la debida seguridad", que debe ser garantizada por las autoridades.

El gobierno regional de Santa Catarina ha atribuido los hechos vandálicos a mafias del tráfico de drogas cuyos capos se encuentran recluidos en las cárceles de ese estado, pero que aún así dirigen las acciones de sus miembros en el exterior.

La violencia se recrudeció después de que, el pasado día 2, un canal de televisión local difundió imágenes tomadas dentro de una cárcel en las que se veía a un grupo de presos desnudos y en cuclillas cuando eran maltratados por numerosos agentes.

Sin embargo, el comisario jefe de la Policía Civil de Santa Catarina, Aldo Pinheiro D'Ávila, sostuvo que la ola de vandalismo responde a un endurecimiento de los controles en los penales, que ha limitado el ingreso de drogas y afectado el "negocio" de las mafias.

El gobernador de Santa Catarina, Raimundo Colombo, se reunió esta semana con el ministro de Justicia brasileño, José Eduardo Cardozo, con quien acordó la transferencia de un número indeterminado de presos a otros estados.

Colombo declinó ofrecer detalles sobre esa transferencia, que por motivos de seguridad será hecha "en el más estricto secreto", explicó.

Pese a que las autoridades regionales no han podido ponerle coto a la violencia, Colombo ratificó que aún no se contempla una posible petición de refuerzos de la Fuerza Nacional de Seguridad, un batallón especialmente preparado para hacer frente a los desórdenes públicos.