miércoles, 23 de abril de 2014

 

Internacionales

11 / 10 / 2010
- 11:58:50
Reino Unido había autorizado operación de rescate de Linda Norgrove
Reino Unido había autorizado operación de rescate de Linda Norgrove
/ HRE
Reino Unido autorizó "desde el principio" la operación de rescate de la cooperante británica Linda Norgrove, que falleció el pasado viernes en Afganistán, según confirmó hoy el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague.

En una intervención parlamentaria, el titular del Foreign Office dijo que no había dudas de que existía una "amenaza real y continuada" para la vida de Norgrove, que pudo haber muerto el pasado viernes como resultado de la explosión de una granada detonada por militares estadounidenses.

"La revisión (de la operación) y las entrevistas realizadas al personal implicado en el rescate indican que Linda pudo no haber muerto a manos de sus captores, como se pensó en un principio, sino que podría haber fallecido como resultado de una granada detonada por las fuerzas (estadounidenses)", señaló Hague.

La comparecencia del ministro ante la Cámara de los Comunes sucede a una rueda de prensa celebrada hoy por el jefe del Ejecutivo británico, David Cameron, en Downing Street, en la que el líder tory señala que Norgrove, secuestrada en Afganistán el pasado septiembre, pudo haber fallecido a consecuencia de la explosión de una granada de mano detonada por los militares estadounidenses que trataban de rescatarla.

En su comparecencia ante la Cámara de los Comunes, el jefe de la Diplomacia británica admitió que todas las operaciones de este tipo entrañan un "riesgo" y rindió tributo a las fuerzas estadounidenses "que arriesgaron su propia vida para tratar de rescatar a un ciudadano británico".

"También deberíamos recordar que la responsabilidad por la muerte de Linda recae en aquellos que la tenían secuestrada", apuntó.

Hague explicó que el llamado Comité Cobra había determinado que la cooperante corría "un grave peligro" tras haber sido capturada por un grupo vinculado a los talibanes de la provincia de Kunar el 26 de septiembre.

"Nuestro objetivo ha sido claro: asegurar la liberación segura de Linda Norgrove mientras continuamos con la política sostenida por los sucesivos gobiernos británicos de no hacer concesiones con los captores", enfatizó.

El responsable de Exteriores desveló que el Gobierno disponía de información que apuntaba a que los captores de Norgrove probablemente iban a "desplazarla" a un lugar "más inaccesible".

"En base a esa información, no teníamos ninguna duda de que existía una amenaza real y continuada para su vida", indicó Hague, que autorizó el rescate "en las circunstancias adecuadas".

En un primer comunicado divulgado por el Ministerio británico de Asuntos Exteriores, las autoridades habían informado de que la británica había perdido la vida después de que uno de sus captores hiciera explotar una bomba que llevaba en un cinturón mientras las fuerzas de Estados Unidos trataban de rescatarla en una zona remota de Afganistán.

No obstante, David Cameron dijo más tarde en una rueda de prensa que la víctima pudo haber muerto como resultado de la explosión de una granada de mano detonada por los militares estadounidenses que trataban de rescatarla.

Norgrove, oriunda de la localidad escocesa de Sutherland, que trabajaba para el grupo humanitario estadounidense DAI, había sido secuestrada junto con tres afganos cuando los dos vehículos en los que viajaban en la provincia de Kunar, este de Afganistán, fue detenido por hombres armados.