miércoles, 23 de abril de 2014

 

Salud

10 / 05 / 2010
- 04:40:45
¿Qué causa el Mal de Chagas?
/ KPO
El mal de chagas, enfermedad que actualmente afecta a un determinado sector en la parroquia Antímano de Caracas, tiene un sólo agente causal, denominado chipo portador del parásito Trypanosoma cruzi (agente etiológico de la enfermedad de Chagas) y dos principales formas de contagio.

De acuerdo con especialistas entomólogos, la infección se produce cuando el parásito logra hacer contacto con la sangre del ser humano, por contacto con las heces del chipo o por consumo de alimentos que hayan sido expuestos a los excrementos del insecto.

Tras la posible alarma que la aparición de casos del mal de chagas en el país pueda generar, es importante informar a la población sobre las formas de contagio y las medidas a tomar antes, durante y después del contacto con el chipo, sea por picadura de algún vector contaminado o por contacto con sus heces.

Al respecto, de acuerdo con una publicación del Diario La Voz, quien reseñó información del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela (UCV), el mal de chagas no se contagia de persona a persona, sino por picaduras, mediante transfusión de sangre infectada con el parásito, a través de la placenta, o menos frecuentemente por ingestión oral de alimentos contaminados con heces de insectos infestados.

Sin embargo, pese a que el contagio por consumo de alimentos infectados con las heces del chipo, la directora nacional de epidemiología del Ministerio del Poder Popular para la Salud, Miriam Morales, ha insistido reiteradamente en la importancia del consumo de alimentos en buen estado y en la seguridad de su procedencia.

Es decir, una de las principales recomendaciones es que los alimentos sean lavados y revisados antes de ser consumidos.

Otra forma de contagio frecuente es cuando un chipo sano pica a una persona enferma con el mal de Chagas y de esta manera, junto con la sangre que chupa ingiere los tripanosomas (parásitos) los cuales se dirigen al intestino del insecto pudiendo salir al exterior con la materia fecal.


Es importante no rascarse la picada

El doctor Guillermo Luces, especialista en el área, explicó que en caso de producirse una picadura de chipo, lo primordial es “no rascarse ni restregarse la zona afectada”, para evitar que las heces del vector entren en contacto con la sangre a través de la herida, y buscar atención médica inmediata en cualquier centro de salud.

Esto debido a que cuando un chipo infectado defeca, mientras chupa la sangre de las personas, estas heces repletas de tripanosomas (parásitos) se depositan sobre la piel y si el individuo se rasca en el área de la picadura los parásitos entran al organismo, infectándolo con la enfermedad.

Por lo tanto, la recomendación es que en caso de ser picado la persona se dirija a un centro de salud más cercano y en la medida de lo posible recolecte al vector (vivo o muerto) para llevarlo a la dirección de salud ambiental del Distrito Metropolitano de Caracas, a la antigua zona 10 de malariología, ubicada en El Cementerio y/o al despacho de Medicina Tropical de la UCV, en función de realizarle los estudios correspondientes y determinar si el mismo es portador del agente transmisor de la enfermedad de chaga.

No mate al chipo

De acuerdo con las recomendaciones del Ministerio de Salud, es importante no pisar al vector sino recolectarlo en algún envase pero sin tener contacto directo con él, y llevarlo a los centros de estudio anteriormente mencionados.

Es decir, ante la presencia de un chipo es recomendable que la persona no lo destripe (como se destripa una cucaracha) porque el vector emana un líquido y, en caso de estar contaminado, puede expulsar el parásito causante de la enfermedad.

Medidas preventivas

Como parte de la política de Estado desarrollado en el área de la salud, de prevención y promoción de la salud, es la sociedad y las medidas intradomiciliarias las acciones más efectivas para la prevención de enfermedades, no sólo mal de chagas sino dengue y malaria.

En caso del mal de chagas, para prevenir la enfermedad, es importante cocinar bien los alimentos, en caso de consumirlos crudos, lavarlos bien; tapar o rellenar los huecos y/o hendiduras de las paredes, techos y pisos de la vivienda, Mantener las viviendas limpias, ventiladas, bien organizadas y libres cachivaches y matorrales, inspeccionar la ropa antes de vestirse, revisar y sacudir la cama antes de acostarse.

Es necesario advertir a la población sobre la importancia de la higiene en la preparación de alimentos y bebidas, así como consultar oportunamente al médico ante cuadros febriles complicados acompañados por síntomas gastrointestinales de más de 48 horas, especialmente en niños y niñas.