viernes, 18 de abril de 2014

 

Nacionales

31 / 12 / 2007
- 05:07:36
Presidente Uribe confirmó que no hay operaciones militares al sur del Guaviare y lanzó hipótesis sobre el destino de "Emmanuel"
/ JDG

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, ofreció una rueda de prensa desde la base militar de Apiay, en la que agradeció el interés de los diferentes gobiernos y delegados que integran la misión humanitaria en Villavicencio. Explicó que es falso que el gobierno colombiano no haya brindado las garantías y medidas de seguridad adecuadas a los delegados internacionales. A su vez, también precisó que desde hace 2 semanas no se han realizado operaciones militares al sur del Guaviare y que cree que "Emmanuel" no está en manos de las Farc.

 

Uribe explicó que “estos secuestrados fueron todos secuestrados antes de nuestro gobierno, con excepción de los 3 norteamericanos”. Durante la reunión que tuvo con los delegados internacionales, les explicó las experiencias previas que ha tenido el gobierno colombiano con las FARC para concluir que el comportamiento de la guerrilla ha sido “de engaño, de mentira”.

 

El mandatario colombiano explicó que para garantizar su seguridad, el Alto Comisionado para la Paz no debería ir al sitio donde están las Farc porque podría ser víctima de secuestro.  

 

Por su parte, el comandante de las Fuerzas Militares, Freddy Padilla, dijo que desea que las personas regresen a sus hogares lo antes posible y que se dieron las órdenes para que hasta el último comandante estuviera enterado de lo que estaba en curso y se garantizara la seguridad de la actividad. Ratificó la falta de actividad militar en las dos últimas semanas y precisó que el clima ha sido despejado durante las últimas 72 horas.

 

Uribe también explicó que el gobierno colombiano aceptó la posibilidad de que las coordenadas para la liberación se revelaran mientras los helicópteros estuvieran en vuelo.

 

Garantizó que cuando se reciban las coordenadas, “las fuerzas armadas darán una orden unilateral de no hacer un solo disparo en esa área”.

 

“Acabamos de aceptar ante los delegados humanitarios y el canciller de Venezuela que se cree un corredor libre, de nuestra parte, de operaciones activas (para el traslado de los secuestrados)”, reveló Uribe.

 

El presidente Uribe también expresó públicamente una hipótesis que maneja el gobierno colombiano, según la cual “las FARC no se han atrevido a cumplir el compromiso de liberar a los secuestrados porque no tienen en su poder al niño Emmanuel”.

 

Uribe explicó que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar recibió una solicitud de reclamación de un niño que le había sido entregado a ese instituto en julio de 2005.

 

Según el mandatario, la inteligencia del Estado recibía información de que probablemente Emmanuel estaría en Bogotá en el sistema de Bienestar Familiar. El 28 de diciembre, el cuerpo de Investigación de esa nación recibió informaciones sobre el tema. Después se revisó una base de datos de 100 niños, de los cuales fueron preseleccionados 3. La directora del Instituto dijo que esos tres niños vienen de San José del Guaviare, y se constató que uno en particular tiene semejanzas con las características qe se han conocido de Emmanuel. En detalle tiene un brazo afectado y cicatrices de tortura.

 

El 29 de diciembre, el ministro de la Defensa transmitió esta información a la Cruz Roja para que evaluara la posibilidad de que sea Emmanuel y adelantara las indagaciones. Según Uribe, al niño se le practicó la prueba de ADN pero no hay contra quien confrontarla, por lo que solicitó la ayuda del gobierno venezolano para que se le realice el examen a Clara González, la madre de Clara Rojas.

 

Según la hoja de vida del niño, su nombre es Juan David Gómez Tapiero, tiene 3 años y 6 meses y nació el 20 de julio de 2004. Una persona de nombre José Crisanto Gómez Tovar, fue la que presentó al niño al momento de su ingreso y se identificó como su tío abuelo, aunque actualmente lo reclama aduciendo que es el padre del niño.

 

La progenitora del niño es, según consta en la hoja de vida, Marta Gómez Tapiero, de 22 años, desaparecida hace 8 meses, mientras que sus abuelos maternos serían Norberto Gómez e Isabel Tapiero. El niño ingresó el 28 de junio de 2005 por reporte de la trabajadora social de Guaviare.