jueves, 24 de abril de 2014

 

Salud

29 / 11 / 2012
- 10:53:12
Practicar más veces el sexo no adelanta el parto
Practicar más veces el sexo no adelanta el parto
GAAR / Globovision/ abc.es
Un estudio realizado en Malasia pone en duda una creencia muy extendida, que el sexo durante la última etapa del embarazo puede adelantar las labores de parto. Según esta investigación esto no está tan claro.

Los investigadores, cuyo trabajo se publicó en BJOG, Publicación Internacional de Obstetricia y Ginecología, no encontraron diferencias entre el momento del parto entre las mujeres que mantuvieron relaciones sexuales cerca del término del embarazo y aquellas que se abstuvieron.

«Estamos un poco decepcionados», dijo Tan Peng Chiong, obstreta y profesor de ginecología en la Universidad de Malasia y uno de los autores del estudio, que cree que «hubiera estado bien que las parejas tuvieran a mano una herramienta segura, efectiva y quizás, incluso divertida para ayudar a empezar las labores de parto».

Tan dijo que muchas mujeres creen que la copulación puede inducir el parto y los científicos han propuesto posibles explicaciones biológicas sobre por qué esto podría ayudar. Según esta teoría, el semen contiene una sustancia de tipo hormonal llamada prostaglandina, que se usa de forma sintética para inducir el parto. La estimulación de los pechos también se ha considerado como un acelerador del parto y el orgasmo puede provocar contracciones uterinas.

«La inducción del parto en los embarazos avanzados es común y muchas mujeres también se ven tentadas por una variedad de razones personales a desencadenar las labores de parto en las últimas etapas del embarazo», dijo Tan.

Seguimiento de sus relaciones sexuales

Los investigadores invitaron a participar a más de 1.100 mujeres, todas ellas embarazadas de entre 35 y 38 semanas que no habían mantenido relaciones sexuales en las seis semanas previas al estudio. A casi la mitad de las mujeres un médico les aconsejó mantener relaciones frecuentemente como un medio para comenzar el parto de forma segura. A la otra mitad se le dijo que el sexo era seguro durante el embrazo, pero que sus efectos sobre el parto eran desconocidos.

Los investigadores hicieron un seguimiento de las mujeres para determinar cuánto tiempo habían durado sus embarazos y si necesitaron alguna intervención médica para ponerse de parto. Encontraron que alrededor del 85 por ciento de las mujeres a las que se les animó a mantener relaciones siguieron el consejo del doctor, mientras que un 80 por ciento de las mujeres del otro grupo también lo hicieron.

Pero las cifras del parto inducido fueron similares en ambos grupos: el 22 por ciento de las que se les aconsejó tener sexo y el 20,8 por ciento del otro grupo, una diferencia tan pequeña, que probablemente se deba a la casualidad, piensan los científicos.