jueves, 17 de abril de 2014

 

Documentos

14 / 02 / 2006
- 08:41:58
Plan de Campaña 2006 diseñado por el Comando Táctico Nacional del Movimiento Quinta República
/ MMS

Plan de Campaña 2006 diseñado por el Comando Táctico Nacional del Movimiento Quinta República

Comando Táctico Nacional

Dirección de Organización y Política Electoral

Enero 2006

 

Plan de Campaña 2006

La estructura sigue a la estrategia. Este principio, clásico en la lucha política, comparta la pertinencia de definir el objetivo de la campaña como referencia estratégica central: derrotar a Bush reeligiendo al Presidente Chávez con 10 millones de votos como mínimo para acelerar y profundizar la construcción del proyecto de país contenido en la Constitución bolivariana, enrumbado por la vía definitoria del Socialismo Siglo XXI con especificidades venezolanas. Enunciada la estrategia electoral como expresión de la política revolucionaria es válido definir los tres pilares de la campaña: las dimensiones organizativas, comunicacional y financiera.

El objetivo descrito comprende la necesidad de lograr que George Walker Bush no tenga margen de maniobra para instrumentar la estrategia de desconocer el resultado electoral. La ventaja del Presidente sobre quien ocupe el segundo lugar aunque sea la abstención debe ser abrumadora. De este modo Bush carecerá de pretextos para abrir un debate sobre Venezuela en la OEA o cualquier otro foro multilateral.

Bush se ha planteado como objetivo estratégico internacional la toma de las riquezas (petróleo, gas, hierro, bauxita, oro, piedras preciosas, agua dulce, biodiversidad, ubicación geoestratégica) del Estado venezolano para lo cual es imprescindible la salida del presidente Chávez de Miraflores. El bushismo ha definido un plan de desestabilización del gobierno en el marco de la campañaelectoral tratando de impedir que la misma transcurra y concluya con normalidad, a objeto de arrojar dudas sobre la legitimidad de la reelección e intentar someter el país a un tutelaje que conlleve nuevas elecciones bajo el control del bushismo.

1. Análisis de los votantes

La población electoral venezolana en su gran mayoría apoya al presidente Chávez y tiene claridad en cuanto a su papel protagónico en el proceso de refundación de la República, la lucha contra la pobreza, el proceso de inclusión social, la reafirmación de la soberanía y de nuestra independencia y, en general, el fortalecimiento del poder popular. Sin embargo, un alto porcentaje de estos venezolanos manifiesta descontento con la actuación del resto de tren ejecutivo nacional, de los gobernantes regionales y municipales. Igualmente existe descontento de la militancia emeverrista con su dirigencia nacional, regional, municipal y parroquial.

Así mismo se visualizan problemas entre los representantes electos en algunos estados y la dirigencia del partido y lasdesavenencias internas del MVR y las diferentes instancias del gobierno que obstaculizan la captación de nuevos votantes y la reafirmación de la militancia.

Para solventar estas situaciones adversas se decide:

1.- Fortalecer la relación Partido-Gobierno

2.- Mejorar los procesos de gobernabilidad haciéndolos más eficientes en términos de las respuestas que espera el pueblo de sus gobernantes.

3.- Establecer la fecha cierta de la realización de las elecciones internas y comunicar una real voluntad de llevarlas a cabo.

4.- Fortalecer las redes sociales en función de la consolidación del poder popular, procurando la incorporación social de nuestros dirigentes locales y parroquiales.

2.- La competencia entre los candidatos

Se considera el establecimiento de dos escenarios competitivos, para estas elecciones presidenciales.

Escenario No. 1: CHAVEZ vs la Abstención:

Este escenario contempla el retiro de toda oposición del proceso electoral tal como sucedió en las pasadas elecciones parlamentarias cuando, intentando deslegitimar las elecciones, la oposición se retiró creando un vacío candidatural. Esta situación originó una competencia de nuestros candidatos contra la abstención.

Una de las rutas de acción que podría desarrollar Bush en la campaña consiste en inscribir candidatos (Julio Borges, William Ojeda, Roberto Smith, Palo Medina, ¿Todoro Petkoff?), incluso someterlos a unas primarias para unificar la candidatura, y luego, en medio de una feroz infamia contra el CNE en el tramo final de la campaña, reiterarlo para estimular la abstención. Asimismo es probable que ordene crear un ambiente de eventual solicitud de referendo revocatorio contra alcaldes y gobernadores del proceso (recolección de firmas) para después dejarlo sin efecto argumentando desconfianza en al CNE; también la táctica se orientaría a promover la abstención.

Escenario No. 2: CHAVEZ vs OPOSICIÓN:

Este escenario contempla la posibilidad de que Chávez se enfrente contra candidatos bien sea de los partidos tradicionales que conforman el llamado bloque democrático, u otros candidatos que no estando en la línea de ese bloque decidan participar.

3.- Los temas de la campaña

Por las características propias de esta campaña, cuyo principal objetivo es la reelección del Comandante Chávez para garantizar la consolidación y profundización del proceso revolucionario, se hace necesario desarrollar una campaña caracterizada por un espíritu de acercamiento, crecimiento y unidad entre los diversos sectores sociales y políticos venezolanos. En consecuencia se debe abordar en el marco de la campaña los siguientes temas:

1.- Participación, protagonismo y poder popular

2.- Empleo

3.- Seguridad

4.- Lucha contra los corruptos

5.- Socialismo Siglo XXI

6.- Vialidad

7.- Tenencia de la tierra: Rural y Urbana

8.- Integración latinoamericana

9.- Agresión imperialista

10.- Soberanía, independencia y autodeterminación

11.- Misiones Sociales Nacionales

12.- Pobreza

13.- Vivienda

Como se observa, los temas están interconectados y tal ha de ser su tratamiento en las piezas propagandísticas, los discursos, las declaraciones de prensa y en todo recurso comunicacional de la campaña.

4.- Objetivo de la campaña

Objetivo General:

- Reelegir al presidente Chávez con 10 millones de votos como mínimo

Objetivos específicos:

1.- Garantizar la victoria político-electoral del presidente Hugo Chávez Frías y el fortalecimiento del partido.

2.- Fortalecer y considerar la Revolución Bolivariana en el marco del Socialismo del Siglo XXI y el desarrollo progresivo del poder popular.

3.- Fortalecer las organizaciones políticas y sociales que apoyan el proceso revolucionario potenciando la unidad entre ellas.

4.- Fortalecer la unidad del pueblo venezolano, aunado al principio integrador del trabajo político y social del MVR en torno a la campaña electoral.

5.- Derrotar a George Bush y sus marionetas parlantes.

6.- Reforzar el impulso del proceso emancipatorio latinoamericano.

5.- Nuestro electorado meta

La conexión del liderazgo presidencial con las masas populares permite asumir, sin optimismo irresponsable, que los 6 millones de electores que votaron por el NO en el referendo de 2004, mantendrán el mismo comportamiento electoral el 3 de diciembre. De tal modo que se necesita incrementar la votación presidencial en 4 millones de votos. ¿De dónde obtenerlos? ¿Cómo obtenerlos? He aquí las dos interrogantes claves de la estrategia electoral.

El CNE proyecta el Registro Electoral (RE) para diciembre 2006 en 16,7 millones de electores. De manera que se tienen más de diez millones de votantes para conquistar un poco más de cuatro, a objeto de asegurar los 10 millones de votos necesarios con un margen adecuado de seguridad (colchón).

En el referendo 2004, la abstención se llevó un poco más de 4 millones de electores. El oposicionismo obtuvo en números redondos cuatro millones de votos.

Estos datos indican que el incremento esperado del RE es de aproximadamente en 2,7 millones de electores.

En síntesis hay tres porciones para conquistar los 4 millones de votos necesarios para alcanzar el objetivo de los 10 en la reelección presidencial, a saber: nuevos electores (2,7 millones); abstencionistas (4 millones); oposicionistas (4 millones).

Debido a que los 2,7 millones de nuevos electores se han iniciado en la vida política en el contexto de la revolución bolivariana, gracias a la cual han accedido a derechos fundamentales, es viable deducir que la mayoría es proclive a votar por el Presidente, especialmente los que pertenecen a los sectores populares. Es decir, podría asumirse que cerca de dos millones de los nuevos electores son potenciales votantes a favor, lo que nos acerca a los 8 millones. ¿Cómo lograr los más de dos millones de votos aún faltantes?

Es válido asumir que los abstencionistas tienen a buscar una relación utilitaria con el sistema político. Se preguntan por los beneficios que le aporta o le puede aportar. O sea los logros que el gobierno bolivariano les ha entregado es la clave para convencerlos de votar por el Presidente. Argumentos para concretar este proceso de persuasión sobran, tanto en el ámbito político institucional (los grados de libertad que el gobierno garantiza a los ciudadanos, en el social (las misiones, etcétera), en el cultural y en el económico (crecimiento del PIB, ascenso del empleo, descenso de la inflación, democratización del crédito, rescate y ampliación de la infraestructura para transporte de carga y de pasajeros, etcétera). De aquí que sean los abstencionistas la porción que puede aportar los votos que faltarían para alcanzar los 10 millones. Habría que convencer aproximadamente al 60% (+-2,4 millones de electores) del total de abstencionistas (4 millones de electores) de que vote por el Presidente, lo que implica que la estrategia fundamental desde el punto de vista electoral, es la captación de nuevos votantes a favor del presidente Chávez.

Es posible también lograr unos cuantos miles de votos de electores que votaron por el SI en el referendo, lo que permitiría contar con el colchón de seguridad que blinde los 10 millones de votos. Muchos de quienes votaron por el SI el 2004 están asqueados con las organizaciones oposicionistas y, mediante una persuasión adecuada, son proclives a votar por el Presidente.

En conclusión, los 10 millones de votos se distribuyen aproximadamente así: 6 millones del referendo, 2 millones de nuevos electores, 2 millones de abstencionistas y un colchón de unos cuantos miles logrado entre los opositores de 2004.

6. Adversario principal

Conceptualmente el enemigo principal de la revolución venezolana es el imperialismo estadounidense, es decir, el conglomerado de corporaciones transnacionales de origen estadounidense que ejercen directa o indirectamente el poder en EE.UU., y que tienen en uno de sus más destacados integrantes, George Bush, su speaker, su relacionista público, su show man, su agresivo protector, defensor y guardián. De tal modo que, con base en la regla propagandística de la personificación de los conflictos políticos, en la campaña se identifica a Goerge Bush como el enemigo principal.

Hasta ahora el análisis de los indicadores de la política de Bush en Venezuela, desarrollada por la vía de sus marionetas parlantes en la variopinta oposición, determinan que su ruta de acción seguirá siendo la promoción de la abstención, usando para ello diversos recursos para intervenir en la campaña, incluyendo operaciones psicológicas y actos de terrorismo de efecto propagandístico.

7. Obstáculo principal

Las contradicciones existentes entre las fuerzas revolucionarias y su incorrecto tratamiento que se expresa en dispersión, es el obstáculo principal del objetivo de conquistar los 10 millones de votos. Se observa que aún no se ha logrado concretar la premisa de hacer un solo gobierno, es decir, que haya desempeño en equipo entre los ejecutivos nacional, regionales y municipales y, además, se incluya en su gestión la participación activa de diputados, concejales, miembros de juntas parroquiales, integrantes de consejos de planificación de políticas públicas y organizaciones sociales y políticas. De aquí la urgencia de estructurar un solo y mejor gobierno cada día, así como integrar, bajo instrucciones del Presidente Chávez, los comandos de campaña unitarios en cada ámbito.

8. Obstáculo secundario

La necesidad de incrementar la eficiencia de la gestión de alcaldes y alcaldesas, gobernadores y gobernadoras, ministros y ministras, institutos autónomos, empresas del Estado, diputados(as) nacionales, diputados (as) regionales, concejales(as) y miembros de juntas parroquiales, constituye el obstáculo secundario de la campaña; a esto debe sumarse las perturbaciones internas del MVR y las tensiones que caracterizan el trabajo con las organizaciones aliadas.

El MVR debe promover la unidad del pueblo, a través de su propia unidad, centrada en el debate ideológico y programático.

La propuesta de algunos de nuestros aliados para inscribir al presidente Hugo Chávez por iniciativa propia es considerada un error político, toda vez que esta acción transmitiría a la comunidad internacional el mensaje de un autócrata que no necesita de los partidos políticos como columna fundamental de cualquier democracia moderna. Igualmente hacia lo interno crearía la confusión del electorado que por diez procesos electorales han acompañado al Presidente votando por la tarjeta original del MVR y sus aliados del Proyecto Bolivariano.

Así mismo, la inscripción por iniciativa propia le hace el juego a la matriz de opinión del plebiscito que es una de las estrategias de la oposición. al querer dejar en este proceso electoral a Chávez contra la abstención. Igualmente abre fuentes de ataque propicios para la oposición ya que dejaría al candidato desprovisto de una sólida base político-partidista para la búsqueda y defensa organizada del voto y sin la intención primaria de la inscripción por un colectivo partidista. Otra consecuencia de la citada propuesta es el debilitamiento del Patrón Electoral, toda vez que los testigos de mesa se verían minimizados y esto atenta contra la seguridad en el momento del sufragio y emisión de actas totalizadoras durante el proceso eleccionario. Por todo lo expuesto debe mantenerse la inscripción del Presidente en la tarjeta del MVR y de todas aquellas organizaciones con fines políticos y electorales que deseen promover y apoyar la candidatura de Hugo Chávez Frías como candidato presidencial.

9. El clima interno del MVR.

En el MVR hay consenso, no se habla de unanimidad, respecto a no distraerse en tareas que no son estratégicamente superiores ni urgentes. Toda acción de cada miembro del MVR debe estar dirigida a conquistar los diez millones de votos. En este ámbito de consideración se incluye lo relativo a la renovación de las autoridades del Movimiento, cuyos períodos ya están vencidos. En diversas reuniones de la Comisión Nacional de Organización y Política Electoral, que incluye delegados de todos los comandos regionales, se ha debatido este asunto; sistemáticamente se ha concluido que el proceso de elecciones internas, aun siguiendo la modalidad de los consejos patrióticos, generará fricciones y traumas que podrían incidir negativamente en el desempeño electoral el Movimiento. De tal modo que en esa perspectiva se considera pertinente realizar dichas elecciones en el primer semestre del año 2007. (Ver cronograma).

Postergados los comicios internos, el clima interno del MVR se revistirá de un aceptable grado de espíritu de cuerpo y unidad de propósito. Lo que se expresará en cohesión organizacional en torno a la candidatura del Presidente, y, progresivamente, en un activo sentido de pertinencia que propenderá a solidificar las estructuras internas del Movimiento.

La necesaria optimización del funcionamiento de los organismos de dirección del MVR es un asunto complejo y riesgoso cuyo tratamiento no debe asumirse precipitadamente. Designar a dedo integrantes de comandos regionales, municipales y parroquiales podría desencadenar enfrentamientos internos que perturben el rol del Movimiento en la campaña presidencial. Lo prudente consiste en designar los comandos de campaña en cada niel, mediante un método de inclusión plural, para que estos dirijan íntegramente los esfuerzos del Movimiento en el desarrollo de la contienda, cuyas diversas actividades serán preeminentes y concentrarán toda la energía de los integrantes del Movimiento. Todos encampañaos, debe ser el lema. Con base en este enfoque, el CTN debe autorizar ya el nombramiento de los comandos de campaña por los comandos tácticos regionales para que estos hagan lo propio con los municipales,, y estos a su vez, con los parroquiales y locales. En las regionales donde hay inestabilidad en el clima interno del Movimiento, el CTN designará directamente el comando de campaña. Este mismo criterio se aplicará en los municipios y parroquias que tengan perturbaciones, mediante la autorización la comando de campaña regional designado a nombrar los comandos de campaña municipales y parroquiales. Los comandos de campaña del MVR, en cada nivel, estarán militante y disciplinadamente subordinados a los comandos de campaña unitarios que designe o autorice designar el presidente Chávez.

En esta ruta de acción se asumen las siguientes medidas organizativas:

o Sistema de reconocimiento interno: Definir dentro del MVR un sistema de reconocimiento y emulación para aplicarlo en los estados, municipios y parroquias sobre la base de los resultados electorales, a los fines de estimular a los compatriotas que se esmeren en alcanzar y sobrepasar la meta de obtener más del 65% de los votantes para el presidente Chávez el 3 de diciembre del 2006, en cada uno de sus espacios electorales.

o Actualización del censo de militantes: Es necesario retomar y actualizar el registro de militantes del MVR en el primer trimestre del año 2006, a los fines de precisar la cantidad de compatriotas que efectivamente militan en el Movimiento y abrir el registro de nuevos militantes.

o Constitución de círculos patrióticos: La constitución de nuevos Círculos Patrióticos es fundamental para fortalecer la Organización (MVR), toda vez que estos constituyen, según nuestros estatutos internos, la cédula fundamental del funcionamiento del MVR y los escenarios del activismo político en las comunidades, representando esto la articulación efectiva partido sociedad-organizada.

o Carnetización de militantes: En este aspecto corresponde señalar que es importante la carnetización de nuestra militancia a nivel nacional, toda vez que esta acción crea un sentido de pertenencia del partido con unas siglas, logo y sobre todo ayuda a la identificación de los venezolanos emeverristas con unos criterios sociopolíticos de acción e ideológicos del pensamiento bolivariano. Los eventos de carnetización de los militantes deben desarrollarse como actos de la campaña presidencial.

o Cronograma de elecciones internas del Movimiento V República: Vista la necesidad imperativa de definir y dar respuesta sobre le tema de la elección y legitimación de las autoridades del Movimiento V República por la metódica desde abajo a nivel nacional, regional, municipal y parroquial, se propone el siguiente cronograma electoral interno:

a. Designación de las Comisiones Electorales (nacional, regionales y municipales): Enero del 2007

b. Cierre del Registro Electoral Interno: Febrero del 2007

c. Elecciones internas del MVR: Mayo del 2007

o Congreso ideológico: Se realizará en julio del 2007

10. El Programa de Gobierno del Presidente

Se tiene información de que está siendo elaborado por un equipo coordinado por el Compatriota Jorge Giordani, Ministro de Planificación y Desarrollo.

11. El posicionamiento de l@s candidat@s.

La imagen que proyectaremos del Presidente Chávez será fundamentalmente la del estadista. Cada pieza publicitaria que se use en la campaña se referirá al candidato como Presidente Chávez; del mismo modo se hará en cada discurso, cada declaración de prensa, etcétera. Así también la foto oficial de la campaña, que se usará en todas las piezas publicitarias y en el tarjetón electoral, mostrará al Presidente Chávez sonriente, con paltó y corbata, luciendo los símbolos del poder: banda presidencial, collar, Gran Cordón del Libertador. De idéntica manera se insistirá en los éxitos internacionales del Presidente Chávez, de modo que se le mostrará mucho en momentos de intercambio con otros jefes de Estado, presidentes o secretarios generales de organismos multilaterales. Por ejemplo, imágenes del Presidente Chávez en la toma de posesión de Evo Morales, en la Cumbre del MERCOSUR, etc.

Que el posicionamiento central de la imagen del Presidente Chávez sea la del estadista no cancela al Chávez líder popular. Se trata de que esta última imagen está blindada, cimentada sólidamente en el imaginario del colectivo nacional y operará en la campaña gracias a las apariciones públicas del candidato, por ejemplo en Aló, Presidente. El Chávez líder popular es necesario y suficiente para activar el voto de quienes ya son adherentes de la revolución, con distintos grados de compromiso. Son los 6 millones del referendo 2004 y los casi 2 millones de nuevos votantes. El Chávez estadista refuerza esta votación y llega más allá de ese universo: toca sectores abstencionistas y de opositores blandos; de aquí la pertinencia de enfatizar la imagen del estadista.

Así también en cada pieza publicitaria de la campaña se usará la subconsigna Con 10 millones de votos.

Objetivamente esta campaña es una disputa entre el Consenso de Washington (Neoliberalismo) y la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (Opción del Socialismo Siglo XXI). Temáticamente esta dicotomía ideológica, manifestada de manera abierta o encubierta en los temas de debate cotidiano, polariza la campaña. Y como por normas de propaganda la política requiere la personificación, mucho más en una campaña electoral, es imprescindible proyectar el posicionamiento como una confrontación Chávez - Bush. A los candidatos y dirigentes oposicionistas debe llamárseles buswhitos para resaltar su condición de marionetas parlantes de Bush.

Estas muestras de piezas publicitarias sintetizan el posicionamiento de nuestra campaña:

Sigue el cambio

con el Presidente

Por

• La integración latinoamericana

• La revolución bolivariana

• Las misiones

• La salud

• La educación

• La seguridad

• El salario integral

• La ley de tierras

• Barrio adentro

• Mercal

• Vuelvan caras

• Robinson

• Sucre

• Ribas

• Negra Hipólita

• La soberanía

• Las misiones.

----------------------------------------------------------------------------------------

Sigue mandando

con el Presidente

Con 10 millones de votos

----------------------------------------------------------------------------------------

Sigue el cambio

con el Presidente

Con 10 millones de votos

--------------------------------------------------------------------------------------

12. Estrategia comunicacional.

Esta estrategia comunicacional tiene la urgente necesidad de considerar que sea educativa y no sólo mediática a los fines de consolidar el voto duro, recuperar el voto ‘perdido´, atraer los votos de la abstención y la votación del sector blando de la oposición. Así mismo, difundir una campaña política ideológica e carácter incluyente, diferenciando claramente entre la realización del proyecto y elecciones, ganar al sujeto social para militar por el Socialismo Siglo XXI y ganarlo para que emita su voto por el Presidente Chávez.

La estrategia comunicacional debe estar definida por la utilización de la red de emisoras de radio, y televisión y periódicos comunitarias -preferentemente-, así como escritos en diferentes medios populares impresos que lleguen a cada rincón del país, abordando temas seleccionados de acuerdo a la población objeto (rural, urbano, agrícola, clase media, intelectuales, etc.) de mayor relevancia para las comunidades, que les motive a mantener en la presidencia al compatriota Hugo Rafael Chávez Frías.

Igualmente debe fomentarse los foros, talleres y espacios de discusión (itinerantes) a los fines de que la comunidad se posesione de los temas de relevancia social manejados en la campaña, donde las fuerzas sociales asociadas al MVR tales como jóvenes, mujeres, profesionales e intelectuales, estudiantes, etc. participen de manera activa, protagónica y organizada y con fines de reafirmación y de captación de nuevos electores. Del mismo modo, las asambleas populares y las visitas casa por casa son parte esencial del despliegue de la campaña.

En cada municipio, en cada entidad regional y en Caracas (cobertura nacional) se organizarán grupos de articulistas de prensa y especialistas temáticos para mantener un flujo de opinión favorable a la campaña en la prensa escrita, radial, televisiva e internáutica. Asimismo se activará una brigada nacional de muralistas.

Todos los miembros del MVR deben asumir una activa postura de comunicadores de la campaña, especialmente quienes ejercen funciones públicas como diputados, ministros, gobernadores, alcaldes, concejales, etcétera.

Es necesario un cronograma de inicio, supervisión, inauguración de obras públicas de distintas dimensiones, así como actos masivos de gobierno, ejemplo entrega de créditos, que permita mover la campaña en torno a los éxitos del gobierno. Este cronograma debe comprometer el concurso compartida de funcionarios de los gobiernos nacional, regionales y municipales. Por razones de seguridad la decisión de la participación del presidente Chávez en los actos públicos es competencia del mismo y de la Casa Militar.

13. Estrategia organizacional

Las campañas electorales generalmente son consideradas como elementos tácticos. Sin embargo, esta campaña presidencial adquiere el carácter estratégico, debido a que de ella depende la consolidación del proceso revolucionario en Venezuela y la consabida resonancia que tiene tanto en el ámbito latinoamericano como a nivel mundial, al igual que la presencia y permanencia de Hugo Rafael Chávez Frías como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela. En consecuencia la estrategia organizacional y operativa electoral fundamental, debe estar soportada políticamente en la activación de las estructuras organizativas del modelo "Comandos Maisantas" implementados en la Misión Florentino (Referéndum 2004), que permitió y facilitó el control y manejo de la población electoral, tomando como principio activo y rector la relación electoral entre las Unidades de Batalla Electoral (UBE) y los centros de votación (CNE), operativizada en la acción de las Patrullas Electorales, de manera de revivir la experiencia electoral del pueblo de Venezuela y aglutinar al electorado en cada barrio, urbanización, caserío, vecindario, cuadra, calle, vereda, sector... en línea general retomar la figura de las Zonas de Batalla Electoral como espacios revolucionario de lucha de los bolivarianos inscritos en el RE. De igual manera debemos mantener el criterio de la relación numérica electoral (Fuerza Electoral), el cual se refiere a que, cada patrulla debe manejar 100 electores, en donde cada patrullero se le asignará 10 electores de la lista de los centros de votación, para su correspondiente control y fundamentalmente movilización electoral del 03 de diciembre del presente año. Para el caso particular del MVR, la estrategia central obliga a:

1. Activar nuestras estructuras electorales (Direcciones de Política Electoral) y el padrón electoral (testigos electorales) ante el CNE.

2. Asignar a cada comando táctico (regional, municipal y parroquial) y a los Círculos Patrióticos la meta electoral, la cual está representada en el 65% de la población electoral activa de su circunscripción electoral u espacio de manejo y control político-electoral.

3. Constituir los comandos de campaña necesarios para apoyar de manera efectiva y eficiente los comandos de campaña de carácter general distribuidos geográfica y políticamente en todo el país en función a el sistema electoral nacional (CNE).

4. Sistematizar y normar la vinculación y relación organizativa y operativa del MVR con el modelo Maisanta, o sea la relación:

MVR→CP’s→UBE’s→Patrullas→Patrulleros→Electores→Centros de Votación CP’s= Círculos patrióticos

5. Elaborar el plan de movilización electoral con énfasis en la ubicación, motivación, control y desplazamiento de los electores captados y organizados (Votos Duros) para el día de las elecciones.

6. Asegurar las condiciones logísticas para todas las operaciones asociadas a la campaña electoral con suficiente antelación.

Toda esta estrategia debe estar soportada en redes de información y comunicación constante y permanente, de tal manera que genere información oportuna y veraz para la adecuada toma de decisiones.

Voluntariados electorales

Comunicar durante toda la campaña que en torno al Presidente Chávez gravita la unidad de todo el pueblo, la unidad de la Nación, comporta mostrar las expresiones de los distintos segmentos de la sociedad en esta línea político electoral. La presencia de los partidos políticos, de las organizaciones sociales es necesaria pero no suficiente para el logro de este cometido. Por esta razón se promoverá, bajo la coordinación de la Dirección Nacional de Organización Política Electoral, la constitución de voluntariados electorales, es decir, organizaciones puntuales, registradas legalmente como asociaciones civiles, que apoyan el trabajo de las UBE y las patrullas, del mismo modo que lo hacen los militantes del MVR. Se formarían varios voluntariados electorales, por ejemplo: Árabes con el presidente Chávez, Médicos con el presidente Chávez... Estos voluntariados electorales son además una manera de acercarse a segmentos de abstencionistas, así como a electores opositores.

14. Estrategia financiera

La estrategia financiera se afincará en las cotizaciones de los militantes y en los aportes especialistas de los amigos, así como en rifas y otras modalidades de recaudación de fondos.

William Lara

Responsable de Organización y Política Electoral

wlara@asambleanacional.gov.ve

Este documento fue elaborado con base en las conclusiones de la VII Reunión de la Comisión Nacional de Organización y Política Electoral, realizada el 18 de enero de 2006 en Puerto La Cruz, estado Anzoátegui.

COMANDO TÁCTICO NACIONAL

DIRECCIÓN NACIONAL DE ORGANIZACIÓN Y POLÍTICA ELECTORAL

ESTRATEGIA ELECTORAL A.N. 2006

ORGANIGRAMA COMANDO DE CAMPAÑA

(MODELO BASE)

(*) Cada Unidad de Batalla Electoral trabaja en torno a un centro de votación con base en patrullas Electorales (10x10=10 Patrulleros forman una patrulla, cada patrullero trabaja 10 Electores).

Este modelo de comando de campaña se instituira a ni vel Local, Parroquial, Regional y Nacional.

Jefe de Campaña

Unidad de Investigaciones

Consejo Rector de la Campaña ( jefe de Campaña +Gerentes +jefes de unidades + invitados especiales)

Unidad de Estrategias e iniciativas

Gerencia de Medios

Publicidad Oficina de Prensa

Comunicación Selectiva

Correo y Teléfonos

Gerencia de Maquinaria

Gerencia de Coordinación de Giras

Gerencia de Actos y Operaciones de Calle

Gerencia de Finanzas

Gerencia de Medios

Coordinadores de Unidades de Batalla Electoral (*)

Testigos Electorales y Equipos de Apoyo

- Manejo del Cronograma

- Supervisión de los Programas

-Supervisión de las Giras

- Coordinación de actos multitudinarios

- Coordinación de todos los eventos de calle

Recaudación Administración

- Ejecución del programa de Organización

- Evaluación de los otros Programas

-Evaluación de las Uninades