miércoles, 23 de abril de 2014

 

Usted lo vio

28 / 06 / 2007
- 02:54:08
Periodista William Echeverría se negó a recibir premio metropolitano de periodismo
/ MGC

Por considerar que hoy la “libertad de expresión en Venezuela es un derecho parcial y los argumentos estrictamente políticos utilizados para justificar el cierre de RCTV son el ejemplo más tangible”, William Echeverría, periodista y productor nacional independiente, no aceptó el premio metropolitano de periodismo que se le hacía entrega este jueves.

 

Al llegar a la tarima, Echeverría pidió se le concediera tomar la palabra. En su discurso expresó que “por el profundo respeto y amor que siento por el ser humano y los venezolanos, mis valores y mis principios maristas, yo no puedo aceptar este premio”.

 

Manifestó que “las mejores intenciones que pueda tener la nueva televisora de servicio público pierden todo su valor al nacer sobre las ruinas de otros medios de comunicación”. Por ello, agregó, “alzamos nuestra voz de preocupación y alerta ante la promoción de un periodismo politizado”.

 

No nos dejan ser reporteros, no nos dejan ser quijoteros”, expresó en varias oportunidades. “Basta de insultos, de descalificaciones, improperios. El país lo está pidiendo, somos un solo país. Ser reportero es ser humano”, dijo durante su intervención, aplaudida por momentos al principio y luego objeto de justo lo que estaba criticando: insultos e improperios.

 

“Siento profundo respeto por el jurado que está aquí. Mi mano extendida y profundo reconocimiento a Vanesa Davies, Cristina González, Lenín Escalante, Luis Rafael Martínez y sobretodo Alberto Aranguibel”, dijo el comunicador antes de solicitar que el cheque que le sería entregado sea dirigido al centro marista de atención integral de salud que funciona en Petare.

 

La reacción no se hizo esperar. La diputada Desireé Santos Amaral manifestó que “no se puede hablar de reconciliación con malcriadez”. Aseguró que “nadie empañará nuestra celebración, lo que hizo William Echeverría demuestra que aquí hay absoluta libertad de expresión”.