miércoles, 23 de abril de 2014

 

Internacionales

21 / 01 / 2013
- 05:56:19
Obama inicia segundo y último mandato con una gran ceremonia popular
Obama inicia segundo y último mandato con una gran ceremonia popular
JMS / Globovisión/ AFP
Investido oficialmente el domingo en una corta ceremonia privada, el 44º presidente estadounidense Barack Obama se disponía este lunes a celebrar el inicio de su mandato con un nuevo juramento ante centenares de miles de personas en Washington.

Obama, de 51 años, pronunciará el juramento en el tradicional escenario de las gradas erigida3s en el Capitolio de la capital estadounidense, ante la larga explanada del Mall, donde observadores calculan que podrían reunirse hasta 800.000 personas.

Serán considerablemente menos que los 1,8 millones que hace cuatro años quisieron celebrar la llegada a la Casa Blanca del primer presidente negro, pero la multitud será importante de todas formas.

El juramento será hacia las 12H00 (17H00 GMT), Obama situado de nuevo ante el juez que preside la Corte Suprema, John Roberts, con su esposa Michelle entre ambos sosteniendo las Biblias que el presidente escogió para la ocasión, una perteneciente al presidente Abraham Lincoln, la otra al líder de los derechos civiles negro Marthin L. King Jr.

Obama repetirá las palabras que pronunció en la Casa Blanca el domingo, como manda la Constitución, que estipula que la presidencia debe iniciar al mediodía del 20 de enero tras las elecciones.

Cada vez que ese día ha caído en domingo, la tradición manda que el juramento se haga al día siguiente ante el pueblo estadounidense.

Obama pronunciará luego su discurso de investidura.

Hace cuatro años agradeció a los estadounidenses que hubieran escogido "la esperanza y no el miedo".

Aunque lo peor de la crisis económica ha sido superado y el presidente demócrata ha cerrado una guerra, la de Irak, todo indica que el tono será más sobrio esta vez, ya que la ilusión ha sido sustituida por el realismo y el pulso constante con un Congreso parcialmente en manos de la oposición.

En el plano internacional, la muerte de rehenes, entre los cuales había estadounidenses, tras un secuestro en una planta de gas en Argelia ensombreció también el inicio de este segundo mandato.

Obama y su esposa Michelle almorzarán en el Capitolio tras la ceremonia, con centenares de invitados, para dirigirse luego a la avenida Pensilvania y encabezar un desfile hasta el número 1600, la dirección de la Casa Blanca.

Ahí, en un nuevo estrado construido como es tradicional ante la puerta de la mansión, presenciarán el paso de las bandas militares y de escuelas de todo el país.

La jornada, que arrancará a primera hora del día con una misa, se cerrará con dos bailes de investidura, animados entre otros por Katy Perry, Stevie Wonder y el grupo mexicano Maná.

De nuevo las festividades serán más austeras, comparadas con los 10 bailes inaugurales de 2009.

Las estrellas del mundo hispano, un sector del electorado que se inclinó masivamente por Obama en noviembre pasado, tuvieron su momento de celebración en la noche del domingo en el Centro Kennedy, con una gala presidida por una de las copresidentas del comité organizador de la investidura, Eva Longoria.

Los hispanos tuvieron una destacada participación en este inicio de segundo mandato: la juez Sonia Sotomayor fue la que le invistió al vicepresidente Joe Biden el domingo.

Obama ya ha anunciado dos claras prioridades para este nuevo curso político: una compleja reforma migratoria integral y una difícil iniciativa para endurecer la venta de armas.

Pero antes de lograr esos cambios, Obama tiene ya otro pulso con los republicanos, y a muy corto plazo: el cierre de la negociación de un nuevo techo para la deuda pública.

El presidente deberá también definir rápidamente el resto de su gabinete ministerial, del que salen pesos pesados como la secretaria de Estado Hillary Clinton y también los dos únicos ministros hispanos, Hilda Solís y Ken Salazar.