miércoles, 16 de abril de 2014

 

Internacionales

27 / 08 / 2011
- 02:04:40
Muere en Pakistán número 2 de Al Qaida
Muere en Pakistán número 2 de Al Qaida
/ VGN/VVRG
El "número dos" de la red terrorista Al Qaeda, el libio Atiyah Abd al Rahman, murió el pasado día 22 en Pakistán, en un nuevo revés para la organización, anunció hoy un alto funcionario de EE.UU.

Abd al Rahman se había convertido en el "número dos" de la organización tras la muerte, el pasado 1 de mayo, del líder de la red Al Qaeda, Osama bin Laden, quien fue reemplazado por Ayman al Zawahiri.

La fuente, que habló a Efe bajo la condición del anonimato, no reveló las circunstancias de la muerte del terrorista, aunque sí puntualizó que ocurrió en Waziristán, en el noroeste de Pakistán.

Ese día tuvo lugar en el área un ataque con aviones no tripulados estadounidenses.

La desaparición de Abd Al Rahman representa un duro golpe para Al Qaeda casi cuatro meses después de la muerte de su líder a manos de un comando estadounidense en Abbottabad (Pakistán).

Aunque era una figura de mucho menor renombre que Bin Laden o incluso el propio Al Zawahiri, su papel era instrumental en el día a día de la organización.

"La muerte de Atiyah representa una enorme pérdida para Al Qaeda, porque Al Zawahiri se apoyaba enormemente en él para que le ayudara a guiar y organizar la red, especialmente tras la muerte de Bin Laden", indicó el alto funcionario.

Según puntualizó, los materiales encontrados en la residencia de Bin Laden tras su muerte muestran claramente que Atiyah "estaba profundamente implicado en la dirección de las operaciones de Al Qaeda incluso antes de aquella operación".

Atiyah, agregó, "contaba con múltiples responsabilidades en la organización y será muy difícil de reemplazar".

De origen libio, Al Rahman se unió a Bin Laden en Afganistán durante los días de la invasión soviética y se ganó la confianza del que se convertiría con el tiempo en el terrorista más buscado del mundo.

Llegó a convertirse en el correo personal de Bin Laden en Irán, a donde se movía desde Waziristán con libertad.

Desde la eliminación de Bin Laden, el Gobierno estadounidense ha insistido en que Al Qaeda ha quedado enormemente debilitada.

Los documentos encontrados en la residencia de Abbottabad, según han apuntado en diversas ocasiones, aportan un importante número de datos para conocer el funcionamiento de la organización y hacerle frente.

En declaraciones el mes pasado, el secretario de Defensa, Leon Panetta, declaró que si EE.UU. lograba lanzar una serie de ataques con éxito y eliminar o capturar a una veintena de los principales líderes de la organización, podría alcanzarse finalmente la derrota de la red.

"Ha llegado el momento, después de lo ocurrido con Bin Laden, de imponer la máxima presión sobre ellos, porque creo que si seguimos este esfuerzo podemos de verdad neutralizar a Al Qaeda como una amenaza seria", indicó entonces Panetta, durante una visita a Afganistán.

"Tenemos al alcance la derrota estratégica de Al Qaeda y espero poderme centrar en eso, colaborando, evidentemente, con mi agencia anterior", declaró el secretario de Defensa, quien estuvo al frente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) hasta finales de junio.

Por su parte, el nuevo director de la CIA y sustituto de Panetta en ese cargo, el exgeneral David Petraeus, se pronunció también el mes pasado en términos similares al indicar que la desaparición de Bin Laden "apunta la perspectiva de una derrota estratégica, el desmantelamiento estratégico si se quiere, de Al Qaeda".

El anuncio de la muerte de Abd al Rahman se produce a dos semanas de la conmemoración en EE.UU. del décimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre.

En aquella oportunidad casi 3.000 personas murieron cuando 19 miembros de Al Qaeda secuestraron e hicieron estrellarse cuatro aviones contra las Torres Gemelas de Nueva York, el Pentágono en las afueras de Washington y un terreno en una zona rural de Pensilvania.