viernes, 18 de abril de 2014

 

Nacionales

03 / 08 / 2009
- 01:44:04
Motorizados armados y comandados por Lina Ron asaltaron sede de Globovisión
/ YP

Al menos 35 motorizados al mando de la dirigente del UPV y simpatizantes del gobierno, Lina Ron ingresaron a la sede de Globovisión y arrojaron bombas lacrimógenas en los espacios internos del canal, sometiendo al personal de seguridad con armas de fuego.

Casi a la 1:00 del mediodía, los irregulares hirieron a una oficial de la Policía Metropolitana en sus intentos por entrar sin autorización al canal. José Peña, integrante del departamento de seguridad de la planta televisiva, sufrió una quemadura de primer grado al tratar de evitar que los gases lacrimógenos pudieran afectar a losempleados. Una trabajadora  embarazada sufrió un desmayo producto de los gases lacrimógenos.

 El director general de Globovisión, Alberto Federico Ravell, condenó el hecho y responsabilizó al presidente de la República Hugo Chávez Frías por lo ocurrido.

“Es un atropello que tiene que ser repudiado por la comunidad entera”, enfatizó.

El ministro de Interior y Justicia, Tareck El Aissami, condenó la acción “violenta y delictiva” contra Globovisión. “Quien esté comprometido, sea quien sea, debe ser puesto a la orden de la justicia”, sentenció.

Por su parte, el presidente de Globovisión, Guillermo Zuloaga, expresó su condena al ataque realizado por Lina Ron y los partidarios del Gobierno Nacional.

Calificó  las declaraciones del ministro de Interior y Justicia, Tareck El Aissami, en las que aseguró que las personas comprometidas con estos hechos debían ponerse a la orden de la justicia como una “una burla”

“Lina Ron se sienta en las reuniones con el Presidente de República”, agregó.

Una comisión del Cicpc visitó las instalaciones a más de una hora de acontecidos los hechos, para iniciar las averiguaciones.

La Fiscalía también designó a dos fiscales para investigar los hechos ocurridos "en los alrededores del canal", según asegura un comunicado del Ministerio Público, pese a que los videos captados demuestran que hubo una incursión armada y violenta dentro del canal.