viernes, 18 de abril de 2014

 

Economía

01 / 02 / 2013
- 08:12:53
Ministro de Alimentación: Es fundamental revisar algunos precios para "ajustar lo que haya que ajustar"
Ministro de Alimentación: Es fundamental revisar algunos precios para
SCZ / Globovisión / AVN
El ministro para la Alimentación, Carlos Osorio, señaló que es fundamental revisar algunos precios, puesto que las llamadas compras nerviosas promueven el alza de algunos productos, por lo cual la semana pasada comenzaron reuniones para evaluar el precio de la carne, pollo, harina de maíz precocida, azúcar, leche, arroz, "para ajustar lo que haya que ajustar", enfatizó.

"Estamos evaluando toda la cadena completa de distribución. Nuestra responsabilidad es proteger al consumidor final", destacó el ministro.

Agregó que hay 800 mil toneladas de maíz almacenadas en el país para garantizar la distribución del rubro durante aproximadamente siete meses, ya que el consumo mensual de maíz es de 125.000 toneladas.

Explicó que de esta materia prima, de la que se obtiene la harina de maíz precocida, mantienen un monitoreo constante del almacenamiento y de los silos, lo cual permite ver cuánto se puede utilizar, por lo menos, en los próximos cuatro meses.

También habló sobre la leche, de la cual hay 42.000 toneladas almacenadas en los sectores públicos y privados el país, lo que garantiza la distribución del alimento.

En cuanto a la campaña de acaparamiento por parte de cadenas de supermercados, el ministro precisó que en enero aumentó significativamente el consumo de algunos productos, entre los que destacan el pollo, que se compró 111 veces más; harina de maíz precocida, que se adquirió 88% más, y azúcar, 68% más de lo que normalmente compra el venezolano.

Dijo que hace 10 años el Gobierno Nacional dio inicio a un sistema para proteger al pueblo de las campañas especulativas, por lo cual fueron creadas las diversas cadenas de distribución como la Red Mercados de Alimentos (Mercal), la Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (Pdval) y la red de Abastos Bicentenario, que garantizan el acceso a alimentos de calidad a 60% de la población.