miércoles, 16 de abril de 2014

 

Internacionales

21 / 01 / 2013
- 08:18:38
Más de cinco millones de israelíes están llamados a votar mañana
Más de cinco millones de israelíes están llamados a votar mañana
JMS / Globovisión/EFE
Más de cinco millones y medio de israelíes están llamados a acudir mañana, martes, a las urnas en las elecciones generales para elegir la decimonovena Kneset (Parlamento israelí).

Los colegios electorales abrirán a las 07.00 hora local (05.00 GMT) en 10.235 centros de voto y permanecerán abiertas hasta las diez de la noche (20.00 GMT), en una jornada que no es laborable pero en la que si funcionarán los transportes públicos.

En las localidades pequeñas, con menos de 350 electores censados, las horas de voto serán más reducidas, entre las 8.00 y las 20.00 hora local (6.00-18.00 GMT).

Todo ciudadano tiene derecho a voto a partir de los 18 años y puede ser elegido diputado a partir de los 21.

Los votantes que se encuentren fuera de su circunscripción podrán utilizar gratis el transporte público para viajar a ella.

La Ley Fundamental israelí establece que los comicios legislativos son generales, directos, igualitarios, secretos y territoriales, siendo todo el país una única circunscripción electoral.

De los 5.659.560 israelíes llamados a votar, alrededor de 800.000 son árabes (palestinos que se quedaron en Israel tras la creación del Estado en 1948).

Treinta y cuatro partidos presentan sus listas (cerradas) a los comicios, pero solo obtendrán representación en la Kneset los que obtengan al menos un 2 por ciento de los votos válidos emitidos.

El total de votos válidos se dividirá por 120 (el número de escaños en la Cámara), a la cifra resultante se le llamará "módulo" y el número de escaños de cada partido será el correspondiente a dividir el número de votos recibidos por ese módulo.

Los excedentes de votos de un partido, insuficientes para obtener un escaño adicional, son redistribuidos entre los grupos políticos de acuerdo a su tamaño proporcional o según haya sido acordado por las mismas formaciones antes de las elecciones.

El voto se inició en la noche del sábado en el Ministerio de Defensa en Tel Aviv para el personal militar, que siguió votando ayer en varias instalaciones de la Marina.

También habrá 194 urnas instaladas en hospitales, 57 en prisiones y centros de detención, y otras 94 en legaciones diplomáticas en todo el mundo.

Los votantes introducirán sus papeletas en sobres de color azul celeste, opacos y ennegrecidos por dentro, que deberán llevar estampado el sello del Comité Central Electoral y ser firmados a mano por dos integrantes de la mesa electoral en que se emita.

La ley establece que los votantes deben entrar solos a la cabina de votación, excepto los que no puedan hacerlo de forma autónoma por discapacidad física, que podrán hacerlo con un acompañante, siempre que éste no sea director ni empleado de un hogar geriátrico u institución en la que resida el votante.

Tras el recuento, el presidente del Estado, Simón Peres, deberá mantener consultas con los distintos partidos salidos de las urnas y asignar la formación de gobierno al candidato en mejor posición para consolidar una mayoría de 61 diputados, misión para la que tiene 28 días, que pueden ampliarse otras dos semanas.

Ningún partido en Israel ha obtenido nunca la mayoría absoluta en el Parlamento y en las 18 elecciones celebradas desde el establecimiento del Estado en 1948, la participación electoral ha oscilado entre el 70 y el 87 por ciento, aunque en los comicios de 2009 se registró una participación del 65 por ciento.

La publicación de resultados oficiales de las elecciones se hará el 30 de enero y el partido que logre formar coalición podrá presentar a la Cámara su candidato a primer ministro el 14 de febrero.