sábado, 19 de abril de 2014

 

Usted lo vio

13 / 06 / 2007
- 11:34:55
Marcel Granier: "Los equipos confiscados a RCTV han sufrido serios deterioros"
/ MMS

El presidente de las empresas 1BC y director general de Radio Caracas televisión Marcel Granier, señaló que aun no se tiene previsto que la señal del canal salga por cable, porque "hay muchos obstáculos". Además denunció que los equipos que les fueron confiscados por el gobierno, han sufrido serios deterioros y nadie se quiere hacer responsable de esta situación.

"La posibilidad de salir por cable no está resuelta todavía. Hay muchos obstáculos en este momento. Sin embargo seguimos luchando porque se haga justicia en el Tribunal Supremo de Justicia y se decrete la nulidad del cierre de RCTV. También estamos luchando contra la decisión inconstitucional de confiscarnos, sin ninguna compensación, todos nuestros equipos de antena, transmisores, microondas etc".

Indicó que el personal de la planta televisiva sigue laborando normalmente, pese a que no están recibiendo ingresos y los gastos son los mismos, en ese sentido estad buscando soluciones que no perjudiquen a los trabajadores.

"Lamentablemente el gobierno, en su empeño por terminar de destrozar la libertad, está haciendo todo lo que puede para impedir que salgamos al aire. De manera que hemos tenido muchas dificultades y tenemos este problema de no contar con ingresos y tener todos los gastos".

Agregó que además que los equipos que les fueron confiscados han sufrido serios deterioros por el mal uso de los mismos. "Ya en cinco de las estaciones ha habido deterioros graves, y nadie se quiere hacer responsable, nadie da la cara y mientras tanto las agresiones a la libertad de expresión continúan, al derecho de protesta, vemos que la dictadura se va afianzando y eso me parece muy peligroso y el motivo principal de nuestra preocupación, es como ponerle freno a esta dictadura a esta arbitrariedad y a todos a estos abusos", precisó Granier.

Señaló que a pesar de la actuación del TSJ, esperan por una decisión a derecho por parte del alto tribunal del país, pues no hay otra instancia nacional a donde acudir. "El Tribunal Supremo es la única instancia que hay. Ellos – los magistrados- se han dejado dominar por las amenazas y los insultos del presidente de la república".

No obstante confía en los tribunales internacionales, que van a enjuiciar las trasgresiones a los derechos humanos fundamentales que se han violado en el país. "Todavía están a tiempo para revertir esa decisión infame del Ministerio del Poder Popular para las Telecomunicaciones".

Lamentó que el presidente Chávez esté de espalda al país, al tomar una decisión de cerrar un canal de televisión pese a que la mayoría de los venezolanos rechazara esta medida. "Esta decisión que es un abuso, un atropello, una violación contra todas las libertades y todos los derechos, contraría los deseos de la gente. Ya el presidente tiene varios meses dándole la espalda a la gente y se observa en la sociedad una gran molestia".

Agregó convencido que los venezolanos están actuando fiel a sus principios democráticos al protestar y negarse a vivir bajo un proyecto dictatorial, que quiere imponer este gobierno.

"Yo creo que la sociedad está reaccionando de una manera muy adecuada, con firmeza, en defensa de sus principios, de sus derechos, de sus valores y espero que eso sirva para frenar este proyecto dictatorial y toda esta locura que estamos viendo en el país de endiosamiento del presidente, quien ya se siente por encima de sus promesas electorales y de los deseos del pueblo, que le da más importancia a las relaciones con Cuba, con Bolivia y Ecuador, que el trato que le debe al pueblo venezolano".

Granier calificó de normal y lógica la actuación de los estudiantes, quienes se han volcado a la calle a protestar en contra del cierre de RCTV y la amenaza a la Libertad de expresión y a la autonomía universitaria,

"Ellos se dan cuenta que en el mundo moderno este régimen es absolutamente anacrónico y toda persona que está pensando en su futuro tiene que darse cuenta que el gobierno del presidente Chávez está empeñando nuestro futuro, en las dadivas que da al exterior, en políticas absurdas en los 8 millones de personas sin empleo, en la pobreza que hay en el país. De manera que yo creo que es una reacción que se basa en sentir agredidos valores que son consustanciales al ser humano: La dignidad, la libertad, el respeto, el derecho a protestar, la convivencia, la tolerancia eso por un lado, y por otro lado el deseo de tener un futuro mejor y no este futuro terrible hacia donde nos está encaminando el gobierno del presidente Chávez".