miércoles, 16 de abril de 2014

 

Deportes

30 / 03 / 2013
- 07:40:01
Los Heat fueron protagonistas con James y Riley; Duncan logró mejor marca
Los Heat fueron protagonistas con James y Riley; Duncan logró mejor marca
JMS / Globovisión/EFE
Los Heat de Miami siguieron acaparando la atención y el protagonismo dentro y fuera del campo en la jornada de la NBA después que lograron de nuevo la victoria con el alero LeBron James de estrella, y el presidente del equipo, Pat Riley, de directivo agresivo que salió en su defensa.

Antes que los Heat saltasen al campo del New Orleans Arena para enfrentarse a los Hornets, Riley dio a conocer un comunicado en el que literalmente le dijo al gerente general de los Celtics de Boston, Danny Ainge, que "cerrase su boca y se dedicase a dirigir a su equipo, en lugar de opinar sobre los comentarios de James".

La estrella de los Heat, después del partido que perdieron el miércoles contra los Bulls de Chicago y les rompió racha de 27 triunfos consecutivos, se había quejado de la dureza que los árbitros permiten a los jugadores rivales cuando le marcan.

James, sobre la cancha, anotó 36 puntos, incluyendo seis triples en seis minutos, y los Heat ganaron a domicilio (89-108) a los Hornets.

James, que logró siete triples, quedando a sólo uno de su mejor marca como profesional, también aportó seis asistencias, cuatro rebotes y dos recuperaciones de balón.

El veterano ala-pívot Tim Duncan anotó 34 puntos, su mejor marca en lo que va de temporada, incluyendo jugada de tres tantos cuando restaban 2,2 segundos para finalizar el tiempo reglamentario, y llevó a los Spurs de San Antonio a conseguir la victoria por 104-102 ante los Clippers de Los Ángeles.

Los Spurs (55-17) sumaron dos triunfos seguidos y se afianzan como líderes en la Conferencia Oeste con 2,5 juegos de ventaja sobre los Thunder de Oklahoma City, que perdieron 93-101 contra los Timberwolves de Minnesota.

Duncan también consiguió 11 rebotes, dio tres asistencias y puso dos tapones, que permitieron a los Spurs ganar el séptimo partido consecutivo en su campo del AT&T Center, en San Antonio.

Por los Clippers (49-24), que tienen marca de 5-5 en los últimos 10 partidos, el líder fue el ala-pívot Blake Griffin, que aportó 18 puntos, siete rebotes y cuatro asistencias.

Si los Thunder se vieron sorprendidos por los Timberwolves, a pesar que el alero estrella Kevin Durant anotó 36 puntos, los Nuggets de Denver, sus rivales directos en la División Noroeste ganaron fácil por 109-87 a los Nets de Brooklyn y además lo hicieron con la grata sorpresa de la aportación de 19 puntos que hizo el base novato Evan Fournier, su mejor marca como profesional.

Los Nets (42-30) se mantienen cuartos en la Conferencia Este con dos juegos de ventaja sobre los Bulls de Chicago (39-31), que ocupan el quinto lugar y tuvieron jornada de descanso, sin que esta vez los 19 puntos del base Deron Williams le ayudasen a ganar.

Sí lo hicieron, los Knicks de Nueva York, que vencieron 111-102 a los Bobcats de Charlotte, gracias a los 37 y 32 puntos que anotaron, respectivamente, el escolta J.R.Smith y el alero Carmelo Anthony.

La victoria fue la séptima consecutiva de los Knicks (45-26), su mejor racha ganadora de la temporada que les permitió volver al segundo puesto de la Conferencia Este.

Los Jazz de Utah lograron un gran triunfo, el tercero consecutivo, al imponerse a domicilio por 95-105 a los Trail Blazers de Portland y volvieron a ocupar el octavo puesto de la Conferencia Oeste, que les da derecho a estar en la fase final y desbancaron a Los Ángeles Lakers, que descansaron.

Otro triunfo destacado fue el que consiguieron los Celtics de Boston que ganaron 118-107 a los Hawks de Atlanta en la lucha por el sexto puesto de la Conferencia Este, gracias al triple-doble del veterano alero Paul Pierce (20 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias).

Los Grizzlies de Memphis tuvieron al pívot español Marc Gasol y al ala-pívot Zach Randolph como líderes que aportaron 21 puntos cada uno y vencieron 103-94 a los Rockets de Houston.

Orlando se impuso 97-92 a Washington, Toronto venció 99-82 a Detroit y Philadelphia derrotó 97-87 a Cleveland.